Organización de las Naciones Unidas prevé aumento de «extrema» pobreza en el mundo

Foto/ Referencial

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) informó que al menos 16 millones de personas en América Latina pueden encontrarse en situación de inseguridad alimentaria aguda a finales de este año.

«Las restricciones sin precedentes a la movilidad, el comercio y la actividad económica están causando una recesión global y haciendo estallar el hambre», aseguró el portavoz del PMA, Tomson.

«La pandemia se ha convertido en un golpe de gracia para una situación alimentaria dramática y que desde hace cuatro años no hacía más que empeorar», destacó.

Remesas

El organismo aseguró que las restricciones de movimiento y la casi desaparición del turismo han tenido un fuerte impacto en Nicaragua, Honduras, Guatemala y El Salvador.

Por lo cual, indicó que cientos de miles de familias han sufrido la reducción de las remesas que recibían.

Phiri, informó que de los que participaron en el estudio, el 78 % de hogares con un familiar que trabajaba en otro país recibía una remesa, y el 40 % de estas familias se trataba de la única fuente de ingresos.

Por lo tanto, la organización analiza que la disminución de los envíos de dinero ya es una realidad.

Coronavirus: Efecto en remesas impactará a Guatemala, El Salvador y Honduras  - Forbes Centroamérica • Información de negocios y estilo de vida para los  líderes de Centroamérica y RD
Foto: Referencial

Por otra parte, según los cálculos citados en el estudio, se cree que esta situación empeorará a finales de 2020, aunque todo indica que lo más difícil se vivirá en 2021, cuando las remesas podrían reducirse en un 8.1 %.

A nivel mundial, las remesas se elevaron a 100 mil millones de dólares en 2019, de los cuales Honduras recibía 5 mil 400 millones de dólares y El Salvador, 5 mil 600 millones, sumas equivalentes al 22 y 21 % de sus PIB, respectivamente.

El aumento de la inseguridad alimentaria en Latinoamérica tendrá como causas principales la pérdida de ingresos para millones de familias y la caída en las remesas que recibían de parientes que trabajaban en el exterior.

La patata, un cultivo esencial para mantener la seguridad alimentaria
Referencial

El organismo, también proyecta en el nuevo estudio que 270 millones de personas en el mundo tienen un acceso difícil y restringido a los alimentos básicos, frente a 149 millones a principios de este año.

Venezuela

Este cálculo excluye a Venezuela, donde antes de la crisis sanitaria 9.3 millones de personas sufrían de una grave inseguridad alimentaria dentro del país.

Además de 1.2 millones de migrantes venezolanos en Colombia y Ecuador, según datos revelados por el Programa Mundial de Alimentos.

Según el organismo, las dificultades para comer adecuadamente irán de la mano con el aumento de la pobreza extrema en el mundo y en América Latina.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*