Exiliados nicaragüenses se mantienen en condiciones precarias en Costa Rica

Exiliados nicaragüenses marchan en Costa Rica / FOTO: Gerall Chávez Nicaragua

La mayoría de exiliados nicaragüenses en Costa Rica son jóvenes, y se mantienen en condiciones precarias, según un informe brindado por la Fundación Arias para la Paz, llamado: “Las caras del exilio nicaragüense en Costa Rica”.

La investigadora, Elvira Cuadra, una de las realizadoras del informe, señala que está basado en una encuesta del año 2019 que se actualizó entre mayo y junio de este año.

“Se aplicó el cuestionario a 500 personas, todos nicaragüenses, que llegaron a Costa Rica, a partir del 2018, en esta segunda encuesta se confirma el perfil que se encontró en 2019 en el que reflejan que la mayoría son jóvenes de alto nivel académico, en condiciones precarias”, explica la investigadora.

Voz de Elvira Cuadra, investigadora nicaragüense

El informe agrega que al menos un 33 por cierto de los encuestados tiene un nivel académico de estudios completados (universidad completa), y un 16 por ciento completó la secundaria, sin embargo, la mayoría de los consultados no posee empleo actualmente, y quienes lo tienen es un empleo informal, agrega Cuadra.

“La mayoría de los exiliados nicaragüenses no tienen empleo, unos pocos trabajan en el sector servicio, otros en los profesionales, y un porcentaje pequeño están en el comercio, construcción y agrícola”, dice Elvira.

Voz de Elvira Cuadra, investigadora nicaragüense

La Fundación Arias realizó recientemente el Tribunal de Justicia, llamado: “La Violencia Sexual como Crimen de Lesa Humanidad en Nicaragua”, en el que presentaron declaraciones de la víctimas de represión del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo acusados de crímenes de lesa humanidad.

Exiliados confirman condiciones precarias en Costa Rica

Gerson Snayder Suazo, es un excarcelado político y exiliado que se vio obligado a salir de Nicaragua cuando el pasado mes de febrero la policía Orteguista emitió una orden de captura contra él, por el supuesto delito de robo agravado y otros cargos, pero él asevera que es por participar en una protesta cívica en la Universidad Centroamericana (UCA).

Suazo respalda el informe de la Fundación Arias, y señala que los nicaragüenses refugiados en condición de exilio reciben ayuda de recolectores que solidarizan con los exiliados, sin embargo, no es nada estable para mantenerse.

“Los exiliados somos personas preparadas que estamos acá en Costa Rica por situaciones políticas y de represión en Nicaragua, estando acá buscamos a diario en trabajos informales el sustento de cada día, en el que algunos se nos explota como obreros”, manifiesta Suazo.

Gerson Suazo, exiliado nicaragüense en Costa Rica respalda el informe
de la Fundación Arias de la Paz

Las protestas de abril de 2018, causaron que el régimen de Daniel Ortega diera persecución y asedio a los opositores, obligándolos a exiliarse en Costa Rica, donde al menos unas 70.000 personas nicaragüenses se refugiaron en Costa Rica según el informe sobre Migración forzada de personas Nicaragüenses de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en enero 2020.

En abril del 2019 el régimen de Ortega y Murillo propuso un “Plan de Retorno Seguro” para los exiliados, propuesta que se hizo en el marco de las negociaciones con la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia suspendidas en mayo de ese mismo año, sin embargo, fue rechazado por diferentes organizaciones civiles y de derechos humanos que resaltaron la falta de condiciones para que los exiliados retornen a Nicaragua.

Algunos exiliados que regresaron al país fueron encarcelados como son los casos de Cristian Meneses, quién es acusado de los supuestos delitos de tráfico de drogas, asesinato agravado, crimen organizado, entre otros y de Hader González, ambos detenidos por el Ejército de Nicaragua el pasado 15 de agosto.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*