Álvaro Conrado cumpliría 18 años. “Ya fuera un hombrecito”, dice su papá

Monumento en honor a Álvaro Conrado en el Instituto Loyola FOTO: El Nuevo Diario

Este 8 de abril, Álvaro Manuel Conrado Dávila, quien se ha convertido en un icono de la lucha cívica en Nicaragua, estaría cumpliendo 18 años. Su vida fue arrebatada el pasado 20 de abril del 2018 por un francotirador desde el estadio Denis Martínez en el contexto de las protestas antigubernamentales.

De su rostro adornan diferentes carteles que se utilizan en manifestaciones. La población se motiva al verlo y así continúan exigiendo justicia por cada uno de los asesinados por la represión ordenada por el régimen de Daniel Ortega.

“Es un vacío que hay, para nosotros el tiempo no ha pasado, mi hijo hoy cumpliera 18 años y fuera un hombrecito”, dice su padre Álvaro Conrado. “Todos sus sueños fueron arrebatados, el de ir a la universidad, en seguir estudiando y así como él, fueron arrebatados los sueños de más de 300 jóvenes”, agregó Conrado.

Voz del padre de Álvaro Manuel Conrado,
joven asesinado el 20 de abril del 2018

Hasta la fecha el asesinato de Álvaro continúa impune. De parte del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo no se ha demostrado una intención para aclarar los hechos y presentar a su asesino, pero sus progenitores no pierden la esperanza de que llegará al día en que haya justicia para su hijo y todos los jóvenes asesinados desde el 2018.

Padre de Álvaro Conrado, joven asesinado en las protestas de abril 2018
FOTO: El País

“Desgraciadamente no hay justicia ni para él, ni para los otros jóvenes, pero la esperanza es la última que se pierde. Esperamos que algún día haya justicia para él y para nosotros y así descansar en paz”, añadió Conrado.

Voz del padre de Álvaro Manuel Conrado,
joven asesinado el 20 de abril del 2018

Conrado recibió un disparo de arma de fuego, que le provocó lesiones en la tráquea y el esófago cuando se encontraba en el predio contiguo a la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), según el certificado de defunción emitido por el Hospital Bautista.

El día de su asesinato

La mañana del 20 de abril del 2018 , Álvaro Conrado se unió a las protestas que iniciaron el 18 de abril contra las reformas a la seguridad social, pero Álvaro nunca imaginó que recibiría un certero disparo en su cuello, que acabaría con su vida en ese día.

Al recibir el disparo, Alvarito recibe auxilio por los mismos estudiantes que desempeñaban la función de paramédicos y lo trasladaron a un hospital de la capital, donde el personal de salud le negó la atención al niño, hoy convertido en mártir.

Las últimas palabras de Álvaro Conrado fueron “me duele respirar”
cuando era atendido por los mismos estudiantes

Tras no haber sido atendido en ese hospital fue llevado a otro centro médico, en donde horas más tardes falleció.

Te puede interesar: “¿Listas para qué?”. Monseñor Álvarez cuestiona a la UNAB y sus precandidatos a diputados

Conrado, para en ese entonces de 15 años, era un adolescente deportista que pasaba agua a los estudiantes que resistían la represión de las fuerzas de la policía Orteguista en el sector de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI). Quienes lanzaban bombas lacrimógenas, balas de goma y plomo a los jóvenes que se encontraban en el lugar.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*