Riesgo país se mantendrá estático mientras no haya variación en factores económicos en Nicaragua

FOTO: El Nuevo Diario

Nicaragua mantiene tres años consecutivos de recesión por lo que la economía este 2021 no presentará un crecimiento, según las proyecciones de organismos financieros como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepad) y el Banco Mundial, mientras un experto en tema económico dice que la tasa de riesgo país se mantendrá en el país

Agencias de calificación de riesgo mantienen desde el año 2020 a Nicaragua en una calificación B3 que significa “estable”, por lo que expertos señalan que para haya un cambio en esta tasa de riesgo o calificación se deben tomar en cuenta variables relacionadas con el entorno macroeconómico, la estabilidad política y el marco jurídico e institucional, factores que no han tenido una recuperación a lo largo de estos últimos tres años, explica el economista Maykel Marenco.

“La tasa de riesgo y pago han aumentado. Hay variables de los sistemas financieros que hasta la fecha no han presentado recuperación total, por que dependen de componentes de la demanda y no de la oferta, recordemos que el año pasado hubo una inyección de liquidez con cual buscaban estimular la demanda de crédito, pero no es que no había liquidez, si no era la demanda de crédito.

Otras variables del sistema financiero han presentado resistencia o adaptarse ante las fuerzas de cambio económico, como son los depósitos, la cartera de activos, utilidades por componentes así y que en su momento hubo políticas macro prudenciales que ayudaron al sistema financiero, explica Marenco.

Voz de Maykel Marenco, economista

Lea también: Aumento en el PGR de Nicaragua «sustentado con deuda externa»

Reformas tributarias fueron nocivas para la economía

En el año 2019 el régimen de Daniel Ortega aprobó una reforma a la Ley de Concertación Tributaria que trajo como consecuencia el aumento del poder adquisitivo de los nicaragüenses y el incremento de la pobreza y el desempleo, a todo se suma el impacto de la pandemia de COVID19.

Lea también: Cepal informa caída de inversión extranjera en Nicaragua durante 2020

El gobierno buscaba con estas reformas beneficiar o recuperar la economía del país, sin embargo, fue todo lo contrario, empresas terminaron cerrando, el nivel de desempleo aumentó y los productos aumentaron sus precios, según el economista.

«La reforma tributaria en 2019 fue muy nociva, lejos de generar el beneficio esperado por el gobierno, más bien afectó por que ya habían empresas que estaba subsistiendo con una demanda interna, donde no habíamos llegado al 2020 que el pico de contracción de demanda domestica se alcanzó , desapareciendo muchas empresas del mercado»

«La economía nicaragüense lejos de generar incentivos para generación de empresas y para el mantenimiento de las ya existente está creando desincentivos para estas, hablamos de fugas de capitales y otras variables que no se han recuperado», manifiesta Maykel Marenco.

Voz de Maykel Marenco, economista

Incertidumbre política

La incertidumbre económica le resta atractivo financiero al país para destinar flujos de inversión, han señalado informes como el de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), así como los flujos de cooperación, donaciones, las ventanillas de crédito internacional se han cerrado.

Ante todo lo anterior mencionado, Mario Arana, presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham), asegura que mientras se mantenga una incertidumbre política en el país y no haya confianza para levantar la inversión en Nicaragua, la situación de riesgo se mantendrá en negativo.

«No habrá ningún cambio, ni va a retroceder ni a mejorar, se había logrado mejorar dos peldaños en la calificación de riesgo para Nicaragua, producto de un esfuerzo que se hizo de trabajar de la mano con las agencias calificadoras, pero se retrocedieron con la crisis política, pero no habrá nada que haga cambiar la postura actual, dependerá que sucede con las elecciones este 2021m si el país alcanzará una estabilidad política que es lo que necesita»

«El sistema financiero se mantiene con liquidez, está prestando poca plata, comienza a crecer los depósitos y algo de financiamiento hay, como han estado todo este tiempo de crisis y eso es por que consideran que hay una incertidumbre en el país, que no es lo deseable», expresa Mario Arana.

Voz de Mario Arana, presidente de la Cámara de
Comercio Americana de Nicaragua (AmCham)

Los expertos calculan que para este 2021 los números de crecimiento económico, desempleo, entre otras variables financieras no variarán significativamente, mientras no hay cambios financieros, políticos y sociales en Nicaragua.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*