Vivanco: «Unión Europea debería imponer sanciones individuales a Ortega»

Human Rights Watch ha reclamado este martes a la Unión Europea que imponga sanciones individuales contra el presidente nicaragüense, Daniel Ortega y otros altos cargos vinculados a las violaciones de los Derechos Humanos cometidos en el marco de las protestas opositoras, para aumentar así la «presión» sobre el Gobierno.

«Es crucial que haya una presión internacional fuerte y persistente para que cesen los abusos generalizados en Nicaragua», ha dicho el director ejecutivo de HRW para las Américas, José Miguel Vivanco, en una carta dirigida a la Alta Representante de Política Exteriores y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini.

En concreto, ha instado al bloque comunitario a adaptar medidas punitivas contra Ortega y al menos «seis funcionarios a cargo de fuerzas policiales implicadas en abusos o de un centro de detención donde se practicaron torturas o que conforme a la legislación nicaragüense tenían la obligación de investigar presuntas violaciones de derechos».

La ONG también ha pedido a la UE «supeditar toda asistencia financien futura a la Policía Nacional de Nicaragua a que se realicen investigaciones exhaustivas de violaciones de Derechos Humanos y a esfuerzos verificables por parte de las autoridades dirigidos a desmantelar y juzgar a integrantes de las bandas armadas partidarias del. Gobierno».

Según HRW, en los presupuestas nicaragüenses de 2018, 1,2 millones de dólares, del total de tres millones de dólares, destinados a la Policía Nacional procedían de donaciones de la UE. Además. Bruselas asignó ocho millones de euros a un proyecto a desarrollar entre 2014 y 2018 para combatir el crimen organizado y el consumo de drogas en Nicaragua.

Interrogados acerca de estos fondos cornunitarios, un grupo de eurodiputados aseguraron a HRW en junio que en cuento empezó la crisis política en Nicaragua se interrumpió «el único proyecto que involucraba a cuerpos de seguridad». De acuerdo con su versión, ahora solo hay un proyecto en marcha que beneficia directamente a la población nicaragüense.

Vivanco ha argumentado que «Ortega no restablecerá voluntariamente las garantías básicas de Derechos Humanos que su Gobierno se esmeró en desmantelar»,  recordando que la presión internacional ha sido clave para que las autoridades nicaragüenses liberaran a cerca de 400 presos políticos.

«La presión que puede ejercer la Unión Europea es clave para que el Gobierno de Ortega cese las abusos y las víctimas obtengan Justicia», ha afirmado Vivanco. «Es urgente que la Unión Europea priorice redoblar la presión sobre las autoridades nicaragüenses», ha subrayado.

EUROPA PRESS

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*