Denuncian negligencia médica en Estelí por supuesto fallecido por COVID19

Julián Calero, supuesto fallecido por COVID19 en el hospital del departamento de Estelí / FOTO: Radio Corporación

El Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, acompañó este viernes la denuncia por negligencia médica presentada por la familia de Julián Calero, un ciudadano quien presuntamente falleció a causa de COVID19, en el hospital San Juan de Dios en el departamento de Estelí.

Su hija Reyna Calero, manifestó que su padre Julián presentaba complicaciones de otras enfermedades y era atendido por médicos privados, sin embargo, debido a su estado de salud fue remitido al hospital San Juan de Dios de Estelí.

«Mi papá se enfermó en septiembre del 2020, donde primeramente se le llevó médicos privados y ellos lo remitieron al hospital de Condega, de ahí debido a las complicaciones se remitió al hospital San Juan de Dios de Estelí el 12 hasta el 20 de noviembre del 2020, teniendo complicaciones de salud entre ellas que no podían aumentarle las plaquetas, no se le puso un tratamiento que le ayudará a mejorar», denuncia Reyna.

A Calero le dan de alta explica Reyna, y estando en su casa de habitación se les complica su estado de salud una vez más, por lo que solicitan al hospital de Condega lo trasladen en una ambulancia para ser atendido y en donde las autoridades del centro hospitalario le informan a los familiares que Julián Calero, da positivo para COVID19.

«En medio de tanto ruego se logró trasladar pero al hospital de Estelí un 12 de diciembre del 2020. El domingo 13, le informan a mi hermano que mi papá da positivo para COVID19, sin embargo, el día anterior ya se la había realizado y dio negativo. A mi hermana nunca le presentaron la prueba de que mi padre tenía coronavirus», agrega Calero.

Ministerio de Salud no les brinda protocolo a seguir tras conocer que su padre dio positivo a COVID19

Las irregularidades de atención médica siguieron en hospital de Estelí, pues tras notificarle a la familia que Julián Calero dio positivo a COVID19, las autoridades médicas no les realizaron prueba a quienes estuvieron cerca de Calero mientras lo cuidaban en la sala del centro hospitalario.

«Pienso que cuando hay una persona con COVID19 se debe seguir un protocolo tanto del enfermo como de la familia. Al saber que mi papá tenía el virus lo aislaron y aquí viene la negligencia, porque al dar positivo mi padre, mi mamá estuvo siempre en contacto con él, al igual que mis hermanos, y en el hospital no les dijeron si se les haría la prueba a ellos, o si iban a seguir unas recomendaciones. Mis hermanos le solicitaron al hospital que se les hiciera la prueba pero no lo hicieron, el director del hospital dijo que eso ya no era responsabilidad de ellos, sino, de la familia», dice Reyna.

Hospital San Juan de Dios en el departamento de Estelí

El director del hospital San Juan de Dios de Estelí, no les solicito información para comunicar del estado de salud de Calero una vez estando en la sala de aislamiento de los pacientes con COVID19, la familia se enteraba de la situación de su familiar por medio de amistades ya que el hospital no les brindó ninguna informanción.

No les entregan acta de difusión el día del fallecimiento

El 15 de diciembre del 2020, Julián Calero fallece, pero el hospital no les informa de la situación a los familiares, pues estos se enteran con la misma persona con lo cual se comunicaban para conocer de estado de salud de Calero.

«Nosotros nos damos cuenta porque nos llamó la misma personas que no brindaba la información, llamó al director del hospital para preguntarle, y el le dijo: «si su papá ya falleció, vengan a retirar el cadáver», te quedas en shock porque se supone que las autoridades deben de avisarte y no llamar para preguntar, si dicen que tienen el mejor sistema de salud en Nicaragua», narra la familiar.

En esta situación tampoco se les brindó un protocolo a seguir para el entierro de Calero, dijo Reyna, pues la propia familia tomó sus medidas de prevención para sepultarlo, tampoco se les fue entregada inmediatamente el acta de defunción.

«De los que fueron a retirar el cuerpo a ninguno se le entregó el acto de defunción, mi padre sale del hospital sin ningún documento. El 18 de diciembre se solicita el acta, pues el director nunca estaba, n levantaba el teléfono, tampoco se entregó ese día»

«El 6 de enero se va nuevamente a solicitar, esto ya era como andar rogando, cuando es un deber de ellos darla, sin embargo, se nos dijo que ese documento ya se había entregado, cosa que no era así, al final que la entregaron, lo raro es que el acta dice que fue emitida el mismo día que mi padre falleció (15.12.2020), pero no la entregaron», denuncia Reyna Calero.

En el acta de defunción las autoridades de salud no escribieron el diagnostico de que Julián tenía y falleció por COVID19, por lo que los familiares alegan que al final no saben si murió o no a causa del virus.

Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más presentará el caso a nivel internacional

El Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca + manifestó que estos presentarán el caso a al relator de la salud de las Naciones Unidas para que se tomen las medidas necesarias en Nicaragua ante el COVID19 y la situación de negligencia médica de la familia Calero.

«Las familias tienen el derecho a saber la causa de muerte de su familiar, en este caso el Ministerio de Salud pone en riesgo a la población nicaragüense, la propia familia tomo medidas, aplicaron su propio protocolo de prevención. Presentaremos el caso a las Naciones Unidas para que tome la medidas correspondientes y necesarias ante estos casos de irresponsabilidad del Ministerio de Salud», expresó Yader Valdivia del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca +.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*