Taxistas resienten pérdidas en meses con mayor demanda

Foto: Cortesía La Prensa

El sector taxi en Nicaragua continúa resintiendo una disminución de pasajeros, lo que se traduce en menos ganancias. Tanto dueños de vehículos, como cadetes, se quejan de la situación en este campo, que en expresión popular se mantiene “coyol quebrado, coyol comido”.

Noviembre era un mes esperanzador para los profesionales del volante, tomando en cuenta que muchos nicaragüenses recibirían su pago correspondiente al treceavo mes (aguinaldo), especialmente algunos trabajadores del Estado.

Sin embargo, las esperanzas de obtener buenos ingresos declinaron por la continuidad de la crisis sanitaria del Covid-19, sumado a los días perdidos por las fuertes precipitaciones generadas tras el paso de dos huracanes, Eta e Iota.

Dada la situación, Emilio Jarquín, dirigente transportista, asegura que los taxistas no avizoran una buena demanda de pasajeros y ganancias a gran escala el próximo mes (diciembre), en comparación con otros años.

Emilio Jarquín, dirigente del sector taxi.
Foto: Cortesía.

“No visualizamos nada. Tal vez habrán unos días buenos, pero a gran escala no esperamos en nada”, indicó Jarquín.

Voz de Emilio Jarquín, dirigente transportista.

En un diciembre con fechas que implican movilización de personas, los conductores del Transporte Selectivo prevén que las festividades estarán reservadas.

“Sobre las purísimas, estarán con bajo perfil. La gente harán sus novenas sanamente, pero muy pocas. Van hacer unos días regulares, pero después no hay nada, sobre todo cuando llegue enero”, añadió.

Voz de Emilio Jarquín, dirigente transportista.

Además de las precauciones mencionadas, el aumento de combustible agobian a los taxistas. En las últimas tres semanas de noviembre se registró un incremento en el precio de los hidrocarburos.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*