Maternidad impuesta, la calamidad de las niñas nicaragüenses

El próximo 11 de octubre se celebra el Día Internacional de las Niñas, pero en Nicaragua estas atraviesan una “pandemia de abuso sexual”. Entre septiembre y octubre se han registrado más de 4 violaciones y asesinatos a menores.

En los últimos cincos años, 3 mil 327 niñas menores de catorce años han sido víctimas de maternidad impuesta, es decir, desarrollaron periodo de gestación producto de abusos sexuales. En la mayoría de los casos (64%) los abusos los realizan el padre, hermano, abuelo u otro familiar, según las autoridades.

Maternidad impuesta en Nicaragua

Ante este flagelo, más de 300 organizaciones sociales, empresas, microempresas y ciudadanos independientes respaldaron con más de 4 mil firmas, una exigencia al Estado de Nicaragua a garantizar justicia para todas las niñas y “restablecer todos los mecanismos legales para hacer realidad la protección especial y efectiva que necesitan” ante la “pandemia de violencia sexual”.

Los firmantes han venido trabajando desde hace dos años una campaña denominada «No Madres».

“En su rol de garantes y protectores que restablezcan las medidas de protección especial, acceso a la justicia y los mecanismos legales que permitan la denuncia, detención y procesamiento de los agresores, así como también el acceso seguro a la interrupción de un embarazo impuesto”, destacan.

 La Coordinadora Nicaragüense que Trabaja con la Niñez y la Adolescencia (Codeni), destacó que cada firma refleja que, para asegurar la protección y seguridad a las niñas y adolescentes se deben hacer a un lado las diferencias, logrando la “unidad de compromisos y acciones como familias, como organizaciones, como Instituciones y como Estado”.

Según datos del Instituto de Medicina Legal el 86% de delitos sexuales en Nicaragua ocurren contra niñas y adolescentes mujeres.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*