Médicos denuncian represión por filtraciones de datos sobre Covid-19

La Unidad Médica Nicaragüense denunció que el Gobierno de Daniel Ortega tiene una “política de represión” y “vigilancia extrema” contra los doctores.

El objetivo es evitar que se filtren datos “reales” sobre la pandemia del Covid-19, señalan los galenos en una nota de EFE.

Los médicos críticos al Gobierno de Daniel Ortega, expresaron que la estrategia del Ejecutivo aparentemente consiste en “favorecer el contagio y promover las aglomeraciones, donde es más fácil la transmisibilidad del virus”.

“Hay una política de represión, de vigilancia extrema, sobre el gremio médico independiente, en hospitales, en centros de salud, y a nivel general, para evitar que se dé la información real de la cantidad de casos y muertes por coronavirus”, dio a conocer el líder de la Unidad Médica Nicaragüense, José Luis Borge, en una denuncia pública a través del Instituto sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos, con sede en Washington.

El Ministerio de Salud reporta 144 muertos y 4 mil 818 casos confirmados, en cambio el Observatorio Ciudadano COVID-19, una red de médicos y voluntarios que da seguimiento a la emergencia sanitaria, contabiliza 2 mil 699 fallecimientos por neumonía y otros síntomas relacionados con el nuevo coronavirus, así como 10 mil 121 casos sospechosos.

Unidad Médica Nicaragüense denuncia asedio policial - Radio Corporacion

El doctor Borge, que ha denunciado “asedio policial” en las afueras de su vivienda, dijo que también hay persecución y presión contra los galenos.

“Se ejerce también la presión sobre los médicos y trabajadores de la Salud, también con persecución policial en las calles, detenciones arbitrarias para revisar vehículos en busca de lo que llaman ellos ‘materiales subversivos’, como son las banderas de Nicaragua”, señaló Borge.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*