Ortega sigue callado por demanda de reformas electorales

Ortega pretenderá hacer reformas cosméticas con los partidos políticos zancudos en la Asamblea Nacional

Emiliano Chamorro Mendieta

El régimen de Daniel Ortega tiene hasta enero de 2021 para impulsar o no verdaderas reformas electorales, que calcen con las demandas de la población y de la oposición en Nicaragua.

Para la primera quincena de noviembre próximo el Consejo Supremo Electoral (CSE) de Ortega deberá hacer la convocatoria para los próximos comicios electorales de noviembre 2021.

Para los analistas José Pallais y José Dávila, frente a un gobierno carente de legitimidad y de representatividad, el reto de la oposición es unirse para sacar a Ortega del poder. Ortega, está en el gobierno junto a su esposa, Rosario Murillo, desde el 2007.

Te puede interesar: Sujeto admite asesinato a joven tica desaparecida hace seis meses

«Es urgente la unidad que represente la voluntad popular para sacar al dictador Ortega; y ante este reto, es sumamente necesaria la unidad para exigir condiciones verdaderamente democráticas bajo los estándares internacionales», asegura Pallais.

Por su parte, José Dávila, también analista político y experto en temas electorales, indicó que en el caso que Ortega solamente hiciera reformas electorales cosméticas o «o bien no haga ningún tipo de reformas» sería repetir otro fraude electoral.

«Eso sería legitimar a la dictadura y esta se seguiría entronizando con la ambición de eternizarse en décadas futuras», sostiene Dávila.

En diciembre pasado Ortega anunció impulsaría reformas para 2020 y que las discutiría con los partidos políticos de la Asamblea Nacional que han sido señalados de colaboracionistas del régimen, dando por sentado que no le interesa que la población y la oposición levanten sus voces, en demandas, precisamente de profundas reformas electorales.

Te puede interesar: Nicaragua requiere políticos de un alto perfil ético

Pallais afirmó que se requiere que las demandas de la población y de la oposición vayan acompañadas de la comunidad internacional y en especial de la Organización de Estados Americanos (OEA), para que se logren reformas electorales amplias y transparentes que garanticen unos comicios seguros para noviembre de 2021.

«Frente a un gobierno ilegítimo, los ciudadanos deben unirse para lograr elegir a un gobernante legítimo; pero para eso debemos buscar todas las condiciones y requerir el apoyo de la comunidad internacional, en especial de la OEA, para que los comicios puedan darse a fin de solucionar la crisis que este gobierno ilegítimo, dictatorial y criminal ha provocado y continúa provocando», enfatizó Pallais.

La Coalición Nacional ha venido trabajando una propuesta de reformas electorales que garanticen la transparencia y la confianza a la población que su voto será respetado.

Hasta hoy Ortega no ha mostrado voluntad de impulsar reformas electorales, pese a que los ciudadanos se lo demandaron desde abril de 2018 en monumentales marchas, a las cuales el régimen respondió con violencia.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*