Ortega proyecta al BID casi seis millones contagios por COVID-19

FOTO: Noticiero En Línea

A principios de agosto el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un préstamo para Nicaragua de 43 millones de dólares. Préstamo para el cual el Gobierno de Ortega proyectó casi seis millones de contagios, en caso de no aprobarse el préstamo del BID.

A través del Programa de Respuesta Inmediata de Salud Pública para Contener y Controlar el COVID-19 y Mitigar su Efecto en la Prestación del Servicio en Nicaragua, se determinó que este se ejecutará únicamente por agencias internacionales, y bajo supervisión.

Para que este préstamo se aprobara, el Gobierno de Ortega expuso al BID datos estimados de la pandemia en Nicaragua, y éstos sobrepasan, incluso, las estimaciones que el Ministerio de Salud (Minsa) realizó en el Plan Nacional de Prevención del Covid-19.

Te puede interesar: BCIE otorgará 350 millones de dólares a la región

Ortega dijo al BID que de no aprobarse el préstamo, el contagio en Nicaragua rozaría los seis millones, y las muertes serían más de 23 mil, mientras que el Minsa estimaba sólo 813 muertes, y 32.500 contagios.

Para el epidemiólogo Álvaro Ramírez los datos siempre han existido, pero como es de costumbre del régimen Ortega-Murillo, los habían ocultado.

«Estas cifras han estado ahí, el Gobierno nunca las quiso utilizar para plan de prevención, y ahora que se están viendo en la necesidad de buscar dinero del BID están revelando los análisis técnico-científicos que ya se habían hecho desde hace varios meses» expresa Ramírez.

Estrategia de inmunidad de rebaño está fuera de capacidad del sistema de salud

La estrategia gubernamental que se plasmó en el Libro Blanco expuesto el pasado 25 de mayo, fue el modelo sueco, que consiste, según diferentes especialistas, en la inmunidad de rebaño.

Pero el Dr. Ramírez señala que esta estrategia no brindará buenos resultados porque el sistema de salud, al nivel de deterioro en que se encuentra, no será capaz de dar abasto, lo que significa incremento en la mortalidad.

«El sistema de salud nuestro no está en capacidad de enfrentar una oleada de tantos millones de enfermos, entonces la mortalidad puede ser muchísimo mayor del 4%, bien puede ser hasta el 30% de mortalidad.

Que esos números se te irían casi a unos 150 o 200 mil muertos posiblemente» señala el epidemiólogo.

Álvaro también expresa que en esta situación influiría el que en Nicaragua no se promueven las medidas de prevención necesarias.

Préstamo es insuficiente para la magnitud de la pandemia

La mayor parte de este préstamo se destina a equipamientos hospitalarios y pacientes graves, pero por estas prioridades se están perdiendo de vista a los pacientes asintomáticos y no se realizan las suficientes propuestas preventivas, que según Ramírez es donde debería enfocarse más.

El epidemiólogo señala que debido a esta mala administración, «este dinero es como una gota de agua en el desierto, y se va a ir, y vamos a ver que, muy poco se logre hacer»

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*