Bolivia indemnizará a familias de fallecidos en las protestas

El Gobierno interino de Bolivia aprobó este jueves un decreto para indemnizar a las familias de los fallecidos en los disturbios producidos en el marco de las protestas postelectorales con 50.000 bolivianos (7,244.04 dólares).

«Acabo de promulgar el D.S. 4.100 con el que se autoriza otorgar asistencia humanitaria e indemnización a los familiares de los fallecidos y heridos en los hechos de violencia surgidos en el país después del fraude del 20 de octubre», ha informado la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, a través de su cuenta de Twitter.

La norma también prevé «prestar asistencia médica, alimentaria, social y psicológica a las personas heridas», según ha precisado el ministro de Justicia del país, Álvaro Coímbra, ha recogido el diario ‘La Razón’.

Asimismo, Coímbra ha especificado que el Gobierno tiene registrados 29 muertos en las protestas. Sin embargo, la Defensoría del Pueblo cifra en 35 el número de víctimas mortales.

La crisis política en Bolivia se desató tras las elecciones presidenciales del 20 de octubre, en las que el ahora expresidente Evo Morales proclamó su victoria pero la oposición denunció un «fraude gigantesco».

La Organización de Estados Americanos (OEA) ha concluido en su informe final que en los comicios hubo «manipulación dolosa» y «parcialidad», así como «irregularidades graves», tales como la «falta de resguardo de las actas» y la pérdida de «material sensible».

Presidenta de Bolivia firmó decreto para indemnizar a familias de muertos durante protestas

El Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional de Bolivia Álvaro Eduardo Coimbra dio a conocer los detalles del Decreto Supremo 4100 por medio del cual se le entregará una indemnización a los familiares de muertos durante las protestas que vivió el país.

Posted by Voz de América on Thursday, December 5, 2019

Morales dimitió el pasado 10 de noviembre y huyó a México. Jeanine Áñez, segunda vicepresidenta del Senado, se proclamó presidenta interina para llenar el vacío de poder dejado por el antiguo mandatario y la renuncia de otros altos cargos.

Bolivia se prepara ahora para celebrar unas nuevas en las que ni Morales ni su vicepresidente, Álvaro García Linera, podrán participar, conforme al acuerdo al que su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS), y el Gobierno de Áñez han llegado en el Congreso.

Europa Press

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*