Padre Uriel Vallejos encara a policías en Sébaco: «No hagan el ridículo»

El sacerdote Uriel Vallejos de Sébaco hizo que la policía de la localidad se cesara el asedio a la parroquia Jesús de la Divina Misericordia y el colegio San Luis.

«Al pueblo se le sirve, no se le controla», les dijo el sacerdote. Minutos más tarde los oficiales se retiraron del sitio.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*