Bloqueo orteguista obliga a El Nuevo Diario a cambiar de formato

El Nuevo Diario redujo su formato impreso de estándar a tabloide debido a escasa reserva de papel. El bloqueo ilegal de sus materias primas en Aduanas obliga al rotativo a cambiar su formato tradicional en 39 años.

Si en el transcurso del año, el Gobierno no las entrega está en riesgo la edición impresa del periodismo, señalan sus directivos.

El periódico explicó que Aduana empezó a bloquear las materias primas desde el 6 de septiembre de 2018, «sin ninguna justificación legal o administrativa», y que el 8 de julio pasado entregó el 20 % del papel retenido y una parte de otros insumos.

Ese rotativo, agregó, daba por hecho que la DGA entregaría el 100 % de la materia prima (papel, planchas térmicas, tinta), conforme las declaraciones de depósito.
«Sin embargo, una vez revisado los insumos en nuestras bodegas, se constató que liberaron únicamente cuatro pólizas parciales que corresponden a 20 % del papel, 67 % de las planchas, 69 % de químicos y 37 % de tinta».

Asimismo, afirmó que las planchas térmicas fueron regresadas dañadas, debido a las condiciones en que estuvieron almacenadas y que el papel entregado corresponde a solo medias bobinas, de 11,5 pulgadas, que sirven para la impresión de periódicos tabloides.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*