Costa Rica: VIII Cumbre de las Américas «está cruzada por muchos accidentes»

La expresidenta de Costa Rica Laura Chinchilla prevé que la Cumbre de las Américas del próximo fin de semana en Lima será «accidentada y deslucida», lejos del tono positivo y «de inclusión» que, a su juicio, caracterizó las «dos o tres» últimas citas de este tipo.

La VIII Cumbre de las Américas «está cruzada por muchos accidentes», afirmó Chinchilla a Efe durante una entrevista realizada con motivo de su nombramiento como vicepresidenta del Club de Madrid.

La exmandataria (2010-2014) recordó que Perú, el país anfitrión de la cumbre, vive «una situación muy compleja» con un nuevo presidente, Martín Vizcarra, tras la renuncia del anterior, Pedro Pablo Kuczynski, en medio de una crisis política.

Además, agregó que hay otros países de la región también «con situaciones difíciles y presidentes muy debilitados», y «confrontaciones importantes» como la que mantienen EEUU y México en materia migratoria y comercial.

Por otro lado, Chinchilla hizo hincapié en el «sinsentido» de que uno de los temas principales de la cumbre sea la lucha contra la corrupción cuando «varios de los presidentes que van para allá están en capilla ardiente» en ese ámbito.

Lo único relevante que, en su opinión, puede deparar una cumbre que anticipa «carente de resultados» es «un mensaje de cohesión de la oposición venezolana».

«Eso hace tiempo que no lo vemos, eso va a ser sumamente importante, porque estamos a pocos días de que una vez más se le dé un golpe mortal a las instituciones de la democracia», subrayó Chinchilla en alusión a las elecciones convocadas para mayo en Venezuela.

Según la expresidenta, «la comunidad internacional tiene la obligación de apoyar los gestos que la oposición (venezolana) vaya a tener en esa cumbre», a la que el mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, no ha sido invitado.

«La región está bastante alineada en una posición contraria al régimen de Maduro», opinó Chinchilla, aunque no sabe si eso se traducirá en un «pronunciamiento colectivo» durante la cumbre.

Lo que no espera ver en Lima es una posición «de bloque» de América Latina contra las políticas comerciales, migratorias y de seguridad que está adoptando el presidente de EEUU, Donald Trump, y que afectan especialmente a México y Centroamérica.

«Yo quisiera ver a una América Latina comprendiendo que la frontera sur de Estados Unidos es mucho más que la frontera norte de México», comentó Chinchilla.

Frente a Trump, que asistirá a la cumbre dentro de su primer viaje a Latinoamérica, «quisiera ver una posición más firme, solidaria y más digna de toda la región en apoyo a países como México o el norte de Centroamérica, pero me temo que eso no va a pasar», añadió la expresidenta.

El Club de Madrid, en el que ahora Chinchilla ocupa una de las vicepresidencias, se fundó en el año 2001 y actualmente tiene entre sus miembros a más de un centenar de ex jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo que buscan promover la democracia y el desarrollo.

Fuente: EFE

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*