Roberto Rivas ¿La caida de un funcionario protegido?

Sancionado por corrupción en Estados Unidos e investigado por legitimación de capitales en Costa Rica

Roberto Rivas Reyes fue nombrado magistrado del Consejo Supremo Electoral (CSE) en julio de 1995. En el 2000 fue reelecto, a propuesta del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y al amparo del pacto de Arnoldo Alemán-Daniel Ortega que hizo posible la reforma constitucional con la que los caudillos se repartieron el Estado.

Rivas es hijo de la asistente del arzobispo emérito de Managua, el cardenal Miguel Obando, de quien se dice es su “protector”.

El magistrado electoral es acusado por la oposición nicaragüense de cometer los más aberrantes fraudes electorales en el país, que han llevado a Daniel Ortega a perpetuarse en el poder.

La sanción de EEUU

El pasado 21 de diciembre de 2017 el departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó a Roberto Rivas, por considerarlo como abusador de derechos humanos y corrupto en el mundo. La sanción se ha aplicó en el marco de la ley Global Magnitsky Act.

Del funcionario nicaragüense se dice que “como presidente del Consejo Supremo Electoral de Nicaragua, con un salario gubernamental reportado de $ 60,000 por año, Roberto José Rivas Reyes (Rivas) ha sido acusado en la prensa de acumular una riqueza personal considerable, que incluye propiedades múltiples, aviones privados, vehículos de lujo y un yate”.

¿Silencio cómplice?

El mismo día que se conoció la sanción al “gordito de oro” del Poder Electoral en Nicaragua, la vocera del régimen Rosario Murillo compareció, como todos los días, vía telefónica en los medios oficialistas.

Murillo informó del acontecer de todas las instituciones de Estado pero no pronunció ni una letra sobre la sanción al presidente electoral. En otras ocasiones, ha salido leyendo comunicados oficiales de “injerencismo imperial” en respuesta a situaciones con Estados Unidos.

Sin amigos ni colegas

El “eterno” magistrado electoral nicaragüense ha quedado solo desde la sanción de Estados Unidos. Nadie, ningún funcionario ha salido en defensa de Roberto Rivas.

Lumpberto Campbell, vice presidente del Poder Electoral huyó de los medios de comunicación: 

El canciller de Nicaragua, Denis Moncada dijo que «en otra ocasión» se referiría al caso:

Edwin Castro, jefe de la bancada orteguista en la Asamblea Nacional dijo no saber nada:

 

Piden la renuncia de Rivas

Quienes sí han alzado su voz pidiendo la renovación integral del sistema electoral, empezando por la destitución del magistrado Rivas han sido la Iglesia Católica y recientemente el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, José Adán Aguerri.

Lo investigan en Costa Rica

Al presidente del Consejo Supremo Electoral recientemente se le abrió una causa penal en el vecino país de Costa Rica por  el supuesto delito de «legitimación de capitales» según informó la Fiscalía General de Costa Rica.

“El caso se encuentra en la etapa preparatoria de la investigación, por lo que se procederá a recolectar la prueba necesaria y pertinente para probar o descartar la existencia de un delito», señaló la Fiscalía tica.

Y es que Roberto Rivas es presidente de la empresa Chibilu del Oeste S. A. que es dueña de “un terreno con una casa de una planta en construcción” en el condominio de lujo Villa Real, en Santa Ana, Costa Rica.

Según el Registro Público tico, la propiedad mide 1.514 metros cuadrados y tiene un valor fiscal de ¢111 millones (unos $193.000).

En el año 2009, el diario La Nación publicó que esa misma sociedad anónima registraba otras cuatro casas en ese mismo condominio, donde residían tres de los hijos de Rivas y dos hijos del presidente nicaragüense, Daniel Ortega.

Las cuatro residencias medían 2.441 metros cuadrados y estaban en una propiedad de 3.514 metros cuadrados.

Roberto Rivas desaparecido

Al funcionario del Estado nicaragüense no se le ha visto la cara desde el año pasado cuando se realizaron las elecciones municipales 2017.

Este año Rivas no asistió a la juramentación de las autoridades electas en las municipales, ni participó de la inauguración del período legislativo 2018 de la Asamblea Nacional.

Lo último que se supo del magistrado Roberto Rivas es que pasó por Costa Rica procedente de España según la Cancillería tica.

La Embajada de Nicaragua en Costa Rica solicitó el salón diplomático el pasado 30 de noviembre para el magistrado y su familia, quienes llegaron al aeropuerto ubicado en Alajuela, en un vuelo de Iberia procedente de España; de acuerdo con información del diario La Nación de Costa Rica.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*