Obama responde fuertemente por supuesta interferencia rusa

Barack Obama,elecciones,

La interferencia de Rusia durante la campaña electoral de Estados Unidos enfrenta a la Casa Blanca del demócrata Barack Obama con su sucesor, el republicano Donald Trump. La Casa Blanca ve la mano del presidente ruso Vladímir Putin detrás del robo y la difusión de correos electrónicos del equipo de Hillary Clinton, rival de Trump en las elecciones del 8 de noviembre. Trump acusa a los demócratas de buscar excusas por la derrota de Clinton. Obama promete represalias contra Rusia.

En una entrevista con la cadena de radio NPR, Obama dijo: “Creo que no hay duda de que, cuando cualquier gobierno extranjero intenta lograr un impacto en la integridad de nuestras elecciones, debemos actuar. Y lo haremos, en el momento y lugar que nosotros elijamos. En parte puede ser explícito y publicitado, en parte no”.

El problema, para el presidente saliente, es que tiene un mes y cinco días —hasta el 20 de enero, cuando Trump jure el cargo— para actuar. Y Trump ha dejado claro que no cree que la conclusión de los servicios de espionaje de EE UU, según la cual Rusia es responsable de los ciberataques.

Algunos demócratas han acusado a Obama de pasividad ante la supuesta operación rusa para sabotear las elecciones, operación en la que sus artífices lograron el objetivo deseado: la victoria de Trump. Fuentes gubernamentales citadas por la cadena NBC aseguran que la Casa Blanca no respondió de manera más contundente a la injerencia rusa porque estaba convencida de la victoria de Clinton en las elecciones, y no quería arriesgarse a un enfrentamiento con Moscú.

Fuente: El País