El ataque al sector privado es una campaña de intimidación. Ortega no negociará, dice experto

Daniel Ortega junto a José Adán Aguerri y Carlos Pellas. FOTO: Cortesía.

Pasan los días y el régimen de Daniel Ortega recrudece su patrón represivo, ahora hasta con el sector empresarial privado. En las ultimas 48 horas, detuvo al presidente ejecutivo de Banpro Grupo Promerica, Luis Rivas Anduray, y ordenó levantar el sigilo bancario y congelar las cuentas de 13 personas vinculadas a las Juntas Directivas de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social FUNIDES, entre 2015 y 2019.

Un economista y abogado consultado, que por amenazas y represalias prefiere omitir su nombre, considera que Ortega envía “un mensaje político” totalmente claro como parte de “una campaña de intimidación y de miedo para que la gente tenga temor de enfrentarse a esta dictadura”.

No cree en las negociaciones

El experto descarta que estas acciones sean un preámbulo para establecer negociaciones. “Mucha gente está diciendo eso, pero es totalmente falso”. Solo es una campaña para revolver el ambiente electoral, dice el economista y abogado, y agrega que “la cobardía del mandatario basa en perder unas elecciones libres y transparente”.

Los ataques al sector privado preocupan y son delicados, alega el experto en números, tomando en cuenta el nerviosismo y sensibilidad que caracteriza a las entidades bancarias.

“No hay sector más nervioso que el sector financiero. Este tipo de acciones son sumamente delicadas. El sistema financiero es sumamente sensible porque no hay una forma de detener a los cuentahabientes cuando estas cosas pasan”, dijo.

Luis Rivas Anduray, capturado la noche del sábado.

Además, las acciones contra la empresa privada pone en riesgo la economía del país y mata todo intento de inversión extrajera, concluye.

Puedes leer: Fiscalía también citó a los representantes de BAC, Café Soluble y Grupo Pellas

13 opositores detenidos

Exactamente en dos semanas, Ortega mandó a capturar a 13 opositores, entre ellos cuatro aspirantes presidenciales. Arturo Cruz, Juan Sebastián Chamorro, Félix Maradiaga y Cristiana Chamorro, está última está bajo arresto domiciliar y es la opositora con mayor aceptación en Nicaragua, según encuestas.

Detenidos. Arte publicado por jóvenes universitarios de la Alianza Cívica.

Los otros nueve opositores arrestados son, José Pallais, Violeta Granera, Tamara Dávila, Dora María Téllez, Ana Margarita Vijil, Suyen Barahona, Hugo Torres, Víctor Hugo Tinoco y José Adán Aguerro, expresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep). Todos detenidos “por solicitar sanciones e injerencia extranjera”.

Los ciudadanos Walter Gómez y Marcos Fletes también se encuentran encarcelados. Están vinculados al supuesto “lavado de dinero” de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH). Son extrabajadores de esa ONG.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*