Sociedad civil y defensores de Derechos Humanos nicaragüenses solicitan al Consejo de la ONU apruebe una nueva resolución sobre Nicaragua

Policía sandinista asedia a manifestantes en una protesta cívica. FOTO: Cortesía Manuel Esquivel | Radio Corporación

La Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos (IM-Defensoras), realizó este jueves un conversatorio con el tema: «El papel del Consejo de las Naciones Unidas ante la continua crisis de Derechos Humanos en Nicaragua., para solicitar se aprueba una nueva resolución para Nicaragua.

En el conversatorio participaron representantes de la sociedad civil y de víctimas de violaciones de derechos humanos, junto a expertos internacionales, en el cual expusieron la situación actual de violación a derechos.

Una de las participantes de la sociedad civil fue la directora del Centro por la Justica y los Derechos Humanos en la Costa Atlántica de Nicaragua Lottie Cunningham. Ella presento uno de los últimos informe de ataques contra las comunidades miskitas.

Hasta la fecha se registran 13 asesinatos, 8 personas heridas 2 secuestros 49 asesinados producto de la violencia 3 mil personas indígenas se encuentran desplazadas forzosamente , estas agregaciones son cometidas por actores estatales por la impunidad que gozan las perpetradores que no han sido investigados, expuso Cunningham

Clément Nyaletsossi Voule, Relator Especial sobre el Derecho a la Libertad de Reunión Pacifica y de Asociación (ONU); y el Relator Especial para la Libertad de Expresión (CIDH), manifestó la admiración por las defensoras de derechos humanos en Nicaragua y que es necesario tratar la grave crisis sociopolítica del país.

“Tenemos preocupaciones, como el uso de la fuerza arbitraria contra aquellos que van a las calles a protestas, la criminalización y ataques contra la disidencia política y los medios de comunicación, y contra aquellos que participen en protestas pacíficas”, dijo Nyaletsossi, en un encuentro virtual con personas clasificadas como víctimas del régimen Ortega-Murillo y defensores de derechos humanos.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*