Ocho migrantes mueren en aguas del Cocibolca

Migrantes africanos,lagos,Cocibolca,
Foto/Hoy

Se confirma la muerte de ocho migrantes irregulares presuntamente africanos en aguas del lago de Nicaragua o Cocibolca. Entre la noche del domingo y el lunes aparecieron cuatro cadáveres, y otros tres la mañana del martes en la bocana del río Sapoá, municipio de Cárdenas, departamento de Rivas. Siete cuerpos son masculinos y uno femenino.

Una fuente de la delegación policial en Rivas confirmó que la mujer estaba embarazada.  La nota de la Policía agrega que «por sus características físicas y de vestimenta se presume que son personas de origen africano tratando de llegar a los Estados Unidos de Norteamérica».

El dictamen médico legal determina que la causa de las muertes es asfixia por sumersión. En el lugar de los hechos se encuentran Equipos Técnicos de Investigación de la Policía Nacional.

Un informe preliminar de la Policía indica que las víctimas pudieron perecer mientras cruzaban el río Sapoá, en el extremo sur de Nicaragua y luego fueron arrastrados por las olas del lago Cocibolca que, por sus características, pueden ser tan violentas como las de un mar.

Por estar en el centro del continente, Nicaragua es un paso obligado para los inmigrantes irregulares que llegan desde Sudamérica en busca del «sueño americano».

 

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*