«Era una persona gorda, y solo huesos nos entregaron»: hermana de preso político

Justo Rodríguez antes y luego de ser encarcelado.

«Parapléjico». Así quedó el preso político Justo Rodríguez, tras pasar más de dos meses en el hospital Antonio Lenin Fonseca en Managua, sin la atención médica requerida, según la defensora de derechos humanos, Yonarqui Martínez.

Rodríguez fue internado luego de sufrir un derrame cerebral por las torturas recibidas en el Sistema Penitenciario Nacional, Jorge Navarro. Es uno de los liberados el pasado 18 de diciembre, pero hasta la madrugada de este miércoles fue llevado a su tierra natal, la comunidad de Esquipulas, Moyogalpa en la Isla de Ometepe.

Sus familiares, dijeron a Radio Corporación que Rodríguez no volverá a caminar, y que la condición física en la que se encuentra es incomparable a como se lo llevó la policía Orteguista, el pasado 20 de abril.

«Me siento dolida por como me lo entregaron. Mi hermano era una persona gorda y ahora solo los huesos nos dieron», expresó Emérita Rodríguez, hermana del recién excarcelado.

Entrevista realizada por Carlos Lacayo, corresponsal de Radio Corporación en Rivas.

«Don Justo no viene muy bien. Ya no va a poder caminar por que eso nos dijeron. Trae muchas lesiones», agregó Emérita.

Declaraciones de Emérita Rodríguez a Radio Corporación.

Justo Rodríguez, fue declarado culpable el pasado 21 de julio por supuesta «obstrucción de funciones». La fiscalía pidió pena de 4 años de cárcel y su defensa el doctor Ebert Acevedo solicitó 1 año y 4 meses que es la mínima. También solicitó que se suspendiera dicha pena por la condición mental de Don Justo. El defensor fue desoído por el juez Melvin Vargas.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*