Las agresiones recibidas son un preámbulo de lo que se viene en 2021: Vilma Núñez

Los empujones que la policía Orteguista propinó a periodistas y defensores de derechos humanos, son un preámbulo de la represión que se viene en el año 2021, según la doctora Vilma Núñez de Escorcia. Estos fueron recibidos cuando se realizaba un pronunciamiento en las afueras de las oficinas del medio Confidencial.

La presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) además de ser una de las defensoras empujadas por los oficiales, también fue obligada a abandonar el perímetro de las instalaciones donde queda ubicado el medio de comunicación, Confidencial.

A dos años de la confiscación, ocurrida el 13 de diciembre del 2018, su director y propietario, Carlos Fernando Chamorro exige la devolución de todo los bienes ocupados. Por ello, el lunes (14.12.2020) se presentaron a las oficinas, sin pensar que una batería de la policía Orteguista llagaría con violencia a agredirlos.

Ante esto, Núñez considera que se comprobó in situ que la represión al pueblo de Nicaragua continúa. Esta se efectúa especialmente contra los que reclaman justicia, libertad y cese de violaciones a los derechos humanos.

«No pueden seguir negando de que la represión continúa e ira en incremento. Violaron cantidades de derechos», expuso a Radio Corporación la veterana defensora de derechos humanos.

Voz de Vilma Núñez, veterana defensora de derechos humanos.

El Cenidh destaca que la decisión de Chamorro y su equipo de trabajo fue un precedente muy importante sobre los abusos que se cometen en Nicaragua. Ellos, se presentaron a lo que un día fue la redacción del medio al cual laboran.

«La decisión de ir al propio lugar donde se ha cometido uno de los crímenes más evidente en contra de la libertad de expresión, es un acto simbólico. Esto debe continuar para visibilizar que la demandas y protestas están latente a pesar de la represión», dijo Núñez.

Voz de Vilma Núñez, presidenta del Cenidh.

Demanda de la CIDH

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) recibió la denuncia del ataque a los periodistas y miembros del Cenidh. Llama al Estado de Nicaragua a garantizar el ejercicio de la libertad de expresión a través de los medios de comunicación. Además abstenerse de adoptar medidas que obstaculicen o perjudiquen a un medio por su línea editorial o informativa.

El organismo añade que el periodismo sólo puede ejercerse libremente cuando las y los periodistas no son sujetos a amenazas, agresiones u otros actos de hostigamiento.

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), también se pronunció a través de un comunicado emitido este martes (15.12.2020). Condena las agresiones contra periodistas, medios de comunicación y defensores de derechos humanos.

Hacen un llamado al Gobierno de Daniel Ortega a que haga prevalecer el Estado de Derecho y la institucionalidad democrática. Señalan que son las únicas vías para restablecer los derechos constitucionales y derechos humanos fundamentales.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*