Nicaragua bajo estrategia preelectoral de Ortega

REUTERS/Oswaldo Rivas

Las propuestas de leyes del Gobierno son una estrategia preelectoral de Ortega para dejar descabezada a la oposición nicaragüense, expresa ex diplomático, ante los movimientos de reformas e iniciativas propuestas por sus partidarios.

Con las recientes acciones gubernamentales dirigidas a la oposición, como la penalización con cadena perpetua y la iniciativa de Ley de Regulación de Agentes Extranjeros, el régimen de Ortega labra su terreno para los próximos comicios presidenciales.

Te puede interesar: Ortega al ataque: pretende administrar financiamientos a organizaciones civiles.

Todo lo que Ortega ha hecho recientemente, es para fortalecer un sistema de Gobierno dictatorial, explica el analista político y miembro del partido Ciudadanos por la Libertad, Mauricio Díaz, quien también asegura que esas situaciones se pueden traducir con un mensaje al pueblo nicaragüense, de que no pretende deponer su interés en seguir gobernando.

Mauricio Diaz: Nicaragua bajo estrategia preelectoral de Ortega
Mauricio Díaz, analista político.
FOTO: Despacho 505

«Está en una guerra declarada contra su propio pueblo, porque esto no tiene otro nombre. Es una manera de decirle al país: aquí estoy, aquí me voy a quedar, yo no me voy a mover porque tengo el respaldo de las fuerzas armadas, no me voy a ir por las buenas. Ese es el mensaje.

Por desgracia para los nicaragüenses tiene el control de los poderes del Estado, de tal manera que el no sugiere ni orienta, el ordena a la Corte Suprema de Justicia que haga las leyes, y lo mismo a la Asamblea Nacional.» asegura Díaz.

«Es hora de ordenar la casa»

El analista agrega que estas dos últimas leyes son una demostración clara de que va a perseguir a todo aquel considerado como su adversario y que intenta dejar sin opciones a la oposición.

«Estas dos leyes, en definitiva lo que pretenden es cerrarles desde ya la posibilidad de que la oposición se organice, porque ya estamos en una estrategia preelectoral de Ortega. Lo único que queda es la denuncia internacional, y la presión, porque no hay ninguna posibilidad de ninguna salida violenta en Nicaragua. Nadie está pensando aquí en volver a las armas.»

Una de las críticas más resonadas a la oposición conglomerada principalmente en la sociedad civil es que no existe un visible horizonte sobre una opción política confiable para la población. Díaz explica que en Nicaragua hay liderazgos políticos emergentes y que es necesario entender que «no hay democracia sin partidos políticos».

«Han habido larguísimos debates durante años sobre el rol de la sociedad civil o el rol de los partidos. No todos los partidos están desprestigiados. Hay liderazgos políticos emergentes, hay una juventud valiosa en Nicaragua, hay líderes respetables en nuestro país, pero ya es hora de que ordenemos bien la casa y entendamos que no hay democracia sin partidos políticos. Hay que optar por la construcción democrática a través de partidos políticos.»

Díaz finaliza expresando que la persecución a las oenegés responde a una copia de las políticas estratégicas represivas de Cuba, Rusia y China.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*