Ejército se ha desprestigiado por cercanía con dictador

Julio César Avilés en acto de 41 aniversario del ejército

Este miércoles se realizó el acto conmemorativo del 41 aniversario del Ejército, en el cual Ortega ratificó que el ejército es uno de sus soportes como institución armada.

El General en retiro, Hugo Torres, expresa que, efectivamente, Daniel Ortega aprovechó este acto para decirle al pueblo que el ejército lo respalda.

«Ortega aprovechó, como quien dice, la fotografía del acto, para decirle a sus seguidores y decirle al resto de la gente: el ejército está conmigo, el ejército está acompañándome en mi proyecto dictatorial y dinástico.» señala.

Torres expresa que en medio de las injusticias del gobierno, y sobre todo en la represión evidente desde abril del 2018 hacia acá, Ortega no desaprovecharía esa oportunidad.

Por otro lado, Julio César Avilés, en su discurso, se mostró nuevamente a la defensiva.

«No tenemos pistas clandestinas y no somos país bodega del narcotráfico, no permitimos la migración ilegal, y mantenemos estrictos controles y cooperación para evitar en tráfico de individuos vinculados a organizaciones terroristas.» dijo Avilés

Podrías leer: Sancionan a Julio César Avilés

Este apego de la institución castrense a la cúpula gubernamental la ha desprestigiado. En varias intervenciones los altos mandos del ejército, se han defendido, lo que levanta más las sospechas, según Torres.

«Cuando le ha tocado al ejército, en las pocas oportunidades que le ha tocado decir algo con respecto a la represión, o acusaciones, ha salido a la defensiva y pretendiendo aclarar de que no está involucrado en acciones represivas o ilegales. No termina aclarando nada, porque la imagen que vende, precisamente es la de un ejército que no está diciendo toda la verdad de los hechos.»

Las lágrimas de Avilés

Durante su aniversario, el Ejército fue condecorado con una de las más extraordinarias medallas en Nicaragua: La orden Augusto Sandino en su máximo grado. La cual se entregó al General Avilés, y que en el acto no pudo contener las lágrimas.

Torres explica que esto puede significar dos cosas, la primera podría ser que compromete más a Avilés y lo «acarrea» más a su lado. La segunda, es un premio de consuelo ante una inminente salida de Avilés de la comandancia.

«No hay que descartarlas porque las presiones contra el régimen de Ortega y Murillo cada vez son mayores, su aislamiento nacional e internacional cada vez es mayor, vienen nuevas sanciones, con seguridad. Entonces podría estar preparando el camino para la salida de Avilés.»

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*