La Iglesia ha tenido que aceptar el rechazo de quienes no entienden el Evangelio

En medio de la pandemia del Coronavirus la Iglesia en Nicaragua se ha urgido en ser sierva y servidora de los necesitados, explicó Monseñor Rolando Alvarez.

«La Iglesia se ha sentido urgida por su naturaleza de ser el cuerpo de Cristo, de lavarle los pies a los demás, de ser humilde y de ser valiente y de aceptar el rechazo de quienes no entienden el Evangelio o de quienes no quieren entenderlo», explicó el obispo.

“En esta situación que vivimos es cuando más hombres y mujeres se las lavan los pies unos a otros, en los hospitales, en…

Posted by Diócesis de Matagalpa. on Thursday, April 9, 2020

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*