La Iglesia, nacida de la Eucaristía, será factor de reconstrucción espiritual para el mundo

Marcos Medina | Director de Noticias

El obispo auxiliar de Managua, Monseñor Silvio Báez aseguró que tras superarse la pandemia del Coronavirus, la Iglesia será «factor de reconstrucción espiritual para el mundo».

«Alimentados de la presencia de Jesús en la Eucaristía tendremos la fuerza para testimoniar un nuevo estilo de vida, más humano, más sobrio y fraterno, creando nuevos vínculos sociales que nos ayuden a ser una humanidad distinta y mejor», refirió el obispo.

En su homilía de Jueves Santo apuntó que «la comunión con Jesús en la Eucaristía debería darnos sabiduría y fuerza para superar, no solo lo doloroso de la muerte natural, sino también lo trágico de las muertes infligidas injustamente o a causa de la injusticia o de la guerra».

Explicó que en la última cena, El Señor además de dejarnos su cuerpo y sangre en la Eucaristía, también nos enseñó el camino del amor y del servicio.

«La experiencia de la pandemia nos ha enseñado que el sacrificio, la solidaridad y el servicio de unos para con otros, es una condición necesaria para poder sobrevivir. Nadie vive y sobrevive solo. Hay que aprender a inclinarse como Jesús quien, actuando como un siervo, lava los pies a los discípulos y nos invita a que hagamos lo mismo nosotros», reflexionó.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*