Otra puñalada de los conservadores

La Asamblea Orteguista acreditó a Wendy Guido como nueva diputada propietaria por el Partido Conservador.

Guido era la suplente de Alfredo César hasta finales de diciembre, cuando públicamente habían acordado «retirarse» del parlamento.

Días después de manera sorpresiva y silenciosa, Guido fue tentada por el jugoso salario y los beneficios de la diputación y pidió que se revocara la carta de su «retiro voluntario».

La Junta Directiva de la Asamblea resolvió el asunto y determinó quitarle el escaño a Alfredo César para otorgárselo a su suplente.

Tras este favor político, el orteguismo sin duda sumará un voto más en su aplanadora.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*