Asesor de Trump: «Cuba, Venezuela y Nicaragua un ejemplo del fracaso»

Mauricio Claver-Clarone, asesor presidencial de seguridad nacional a cargo de América Latina, estableció que ya hay acuerdos de cooperación de asilo, sin embargo, aclaró que no incluye a Cuba, Venezuela y Nicaragua, países que según el asesor «están en contraste como dictaduras».

Las dictaduras que gobiernan las naciones de Cuba, Venezuela y Nicaragua quedarán excluidas de la iniciativa “América Crece” que Estados Unidos anunciará el martes 17 de diciembre. Se trata de un plan de desarrollo energético e infraestructura para la región que incluirá a 30 países del hemisferio occidental con excepción de los tres antes mencionados, según anunció en rueda de prensa desde Washington Mauricio Claver-Carone, asesor especial del presidente Donald Trump.

Mauricio Claver-Carone
Mauricio Claver-Clarone, asesor presidencial

El plan está destinado a naciones democráticas, aliadas de Estados Unidos, el propósito es contribuir al desarrollo de los países de la región. “Venezuela, Cuba y Nicaragua están en contraste (con países democráticos) como dictaduras. Al fin y al cabo están en bancarrotas, son un ejemplo del fracaso, obviamente el resto de la región no quisiera ver ese modelo de fracaso, quisiera seguir el modelo de éxito por lo cual estamos con este programa uniéndonos 30 países del hemisferio occidental para llevar a cabo un modelo y un camino de éxito”.

«Son un ejemplo del fracaso y obviamente el resto de la región no quisiera ver ese modelo de fracaso, quisiera seguir el modelo de éxito y por lo cual estamos con este programa uniéndonos a esos 30 países del hemisferio occidental para llevar a cabo un camino de éxito», dijo Claver-Carone.

El asesor presidencial se refirió a las últimas sanciones designadas al régimen de Daniel Ortega, anunciadas el jueves 12 de diciembre contra el hijo de Daniel Ortega, y tres empresas del emporio de la familia presidencial.

«Vienen medidas más fuertes contra ese régimen», indicó Claver-Carone.

Sobre el papel del Ejército de Nicaragua, advirtió que Estados Unidos lo ve como cómplice del régimen sandinista.

“Las fuerzas Armadas [de Nicaragua] han querido en el pasado jugar un rol un poco de lavarse la cara en decir que ellos son independientes de los grupos de represión que ha habido pero aquí nosotros vemos complicidad a las Fuerzas Armadas y obviamente buscamos que ellos tomen un papel civilizado, basado en su Constitución. Que el papel de las Fuerzas Armadas de Nicaragua sea de proteger a la población, no de ser un brazo represor de Daniel Ortega que es lo que fundamentalmente estamos viendo”, indicó

AGENCIAS

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*