Científicos: Nube radioactiva que cubrió a Europa fue por un accidente nuclear en Rusia

Rusia
Foto/EFE

La planta rusa de reprocesamiento nuclear Mayak, en los Urales del sur, debió ser el origen de la «misteriosa» nube radiactiva que se movió en 2017 por toda Europa, parte de Asia y la Península Arábiga. Esa es la conclusión de un amplio estudio científico cuyo resultado contrasta con la negativa de Moscú al respecto.

En la investigación, titulada «Concentraciones en el aire y consideraciones químicas del rutenio radiactivo de una gran emisión nuclear no declarada en 2017», participaron 69 expertos de diversos países, informó  la Universidad Técnica de Viena (TU), institución parte de la investigación, en un comunicado.

Después de que nadie asumiera la responsabilidad del fenómeno (hasta ahora), los científicos analizaron los datos recopilados por 176 estaciones de medición de radiación distribuidas en 29 países.

Los resultados del estudio, dirigido por Georg Steinhauser, de la Universidad Leibniz de Hannover (Alemania), y Olivier Masson, del Instituto de Radioprotección y Seguridad Nuclear (IRSN) francés, fueron publicados en la revista «Proceedings» de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos (PNAS).

Steinhauser subrayó en diálogo que en ningún momento el nivel de radiactividad detectado en la atmósfera supuso un riesgo para la salud humana. No obstante, la detección en el aire del radioisótopo rutenio-106 (Ru-106, una sustancia artificial) en una zona geográfica tan extensa es «muy inusual» y despertó inquietud.

«Fue una nube muy compacta. En cada lugar se mantuvo como máximo dos días y siguió desplazándose. De ello podemos deducir que la liberación se produjo muy rápido, de golpe», indica el físico de radiación austríaco, quien por otra parte dice que le gustaría que las autoridades rusas reconocieran que la fuga se produjo en Mayak, un complejo nuclear estratégico y vinculado al arsenal de armas atómicas de Rusia.

«Los rusos no lo han aceptado aún, pero en base a las pruebas científicas estamos muy seguros [de que fue un accidente en Mayak], y por otro lado, no hay ninguna alternativa», asegura.

Fuente: EFE

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*