Policía no brinda información del ciudadano Mario Canda, detenido en Nindirí

La noche del viernes cinco de julio Ericka Guido se preparaba para ir a la cama, luego de haber cenado en familia en la comunidad el Raízón del municipio de Nindrí, eran las nueve y media de la noche sus tres hijos aún veían televisión junto a su esposo Mario Canda de 45 años.

Ella se preparaba para la oración que acostumbra antes de reposar, pero de repente escuchó la detonación de dos impactos de bala fuera de su casa todos se asustaron, a lo inmediato irrumpieron en su vivienda alrededor de 30 policías, algunos usaban pasamontañas.

Mario Canda es un reconocido albañil de la comunidad El Raizón de Nindirí ubicada Frente al colegio San Pedro Claver en Carretera a Masaya

«Todos al suelo le gritaron los uniformados, apuntando sus armas a todos ellos» a Mario Canda lo obligaron a ponerse de rodillas a lo inmediato lo subieron a una de las dos camionetas de la policía que llegaron.

Samuel Canda denunció que los policías le hicieron disparos, cuando trató de impedir que se llevaran a su padre, un amigo de la familia que los visitaba también fue golpeado, cuando preguntó por qué se llevaban detenido a Mario.

«Mi esposo no tiene ningún delito quizá lo detuvieron por ser miembro del Partido Ciudadanos por la Libertad y haber participado de manera activa en las protestas que se iniciaron en todo el país en abril del año pasado», relata Ericka Guido esposa del detenido.

En la entrada de la sencilla casa de Mario Canda se ubica una bandera de Nicaragua por lo cual sus familiares sospechan que sus vecinos del partido Sandinista lo denunciaron ante la policía

Sin información

William Rivas, presidente del Partido Ciudadanos por la Libertad del municipio de Nindirí acompañó a la familia de Mario Canda a las delegaciones policiales de Masaya, Ticuantepe y las nuevas instalaciones de Auxilio Judicial conocidas como el «Chipote II»

«En todas esas delegaciones nos decían simplemente que no se encontraba y que lo buscáramos en la delegación de nuestro municipio, donde tan poco nos daban repuesta» detalló Rivas.

Este caso lo expusieron ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos quien interpuso un recurso de exhibición personal ante la delegación de Plaza el Sol, donde despacha el Primer Comisionado Francisco Díaz.

«Creo que es una tortura psicológica, para esta familia, porque lleva más de 48 horas sin que sea presentado una formal acusación en su contra», detalló Rivas

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*