Monseñor Báez: Quiero una Iglesia menos diplomática y más profética

Durante el anuncio de sus nuevas asignaciones pastorales en Roma, Monseñor Silvio Báez compartió una contundente reflexión sobre el rol de la Iglesia en la sociedad.

«Me sueño con una Iglesia menos diplomática y temerosa y más profética y valiente para ser una Iglesia al lado de los descartados, de los últimos, de los que no tienen voz, de las víctimas, una Iglesia que se hace voz de los que no tienen voz», expresó el obispo.

Agregó que sueña «con una Iglesia que no le haga más complicada la vida a la gente, que ya la tiene bastante complicada, sueño con una Iglesia que sea misericordiosa, samaritana, que vea el dolor, que se baje y cure heridas del corazón, de relaciones y heridas del cuerpo también».

Externó que desea una «Iglesia que no tenga priviliegios mundanos, que sea libre frente al poder, una Iglesia cuyo único poder sea sanar la vida, expulsar el mal de la existencia de las personas y de las relaciones sociales».

Dijo que en la orportunidad que tuvo de platicar con el Papa Francisco le hizo ver el «dolor, sufrimiento y el viacrucis de este pueblo».

«Le recordé que este es un pueblo crucificado, que este es un país secuestrado y que aquí hay unos poderes fácticos dominados por la mentira, la injusticia, la represión y la ambición que lastimosamente adoran al dios riqueza y al dios dinero y por el sacrifican seres humanos. Esta es la realidad de Nicaragua», sostuvo el jerarca.

Aclaró que «en Nicaragua no hay un enfrentamiento entre dos grupos, lo que hay es un grupo idolátrico que sacrifica seres humanos».

 

 

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*