Costa Rica, Brasil, Colombia, Perú y Ecuador reconocen a Guaidó

EFE

Los gobiernos de Ecuador, Brasil, Colombia, Perú y Costa Rica anunciaron este miércoles 23 de enero del 2019 en Davos (Suiza) que reconocen al presidente del Parlamento de Venezuela, Juan Guaidó, como «presidente de Venezuela».

El anuncio se hizo tras una reunión en la que participaron los presidentes de Brasil, Jair Bolsonaro; Colombia, Iván Duque; Costa Rica, Carlos Alvarado; Ecuador, Lenín Moreno, y la vicepresidenta de Perú, Mercedes Aráoz.

El gobierno de Argentina también se sumó a los mandatarios de los cinco países y reconoció a Juan Guaidó “como presidente encargado” de Venezuela, según expresó el mandatario Mauricio Macri a través de su cuenta de Twitter.

“Confiamos, como los demás países del Grupo de Lima, que la decisión de la Asamblea y de su Presidente conduzca al restablecimiento de la democracia a través de elecciones libres y transparentes, con plena vigencia de la Constitución y la participación de líderes de la oposición”, afirmó Macri.

El reconocimiento se dio después de que el jefe del Parlamento, el joven opositor Juan Guaidó, se proclamó como presidente interino de Venezuela para buscar la salida del poder del mandatario Nicolás Maduro, ante una masiva manifestación de seguidores en el este de Caracas.

“Juro asumir formalmente las competencias del Ejecutivo Nacional como el presidente encargado de Venezuela para lograr el cese de la usurpación, un gobierno de transición y tener elecciones libres”, manifestó desde la tarima, con la mano en el pecho.

Ingeniero de 35 años que asumió la jefatura legislativa el pasado 5 de enero, Guaidó dijo estar facultado por la Constitución.

“Hoy doy el paso con ustedes, entendiendo que estamos en dictadura”, dijo, enardeciendo a la muchedumbre que gritaba “Guaidó, amigo, el pueblo está contigo”.

El jefe legislativo dijo contar con el apoyo del Parlamento -de mayoría opositora- y gran parte de la comunidad internacional, que considera “ilegítimo” el segundo mandato que inició Maduro el pasado 10 de enero, por considerar que fue reelegido en mayo en unos comicios fraudulentos.

De inmediato, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lo reconoció “oficialmente”. “La oficina de la presidencia quedó vacante”, dijo en un comunicado, al referirse a Maduro como “ilegítimo”.

La multitudinaria manifestación opositora era contrarrestada por otra muchedumbre de seguidores de Maduro, la mayoría con atuendos rojos, que se concentraba en otros sectores de la capital y el país para rechazar lo que denuncian como un golpe de Estado en curso orquestado por Washington.

La marchas, primer gran pulso en las calles desde las protestas que dejaron unos 125 muertos en 2017, se desarrollan bajo tensión por disturbios que dejaron seis muertos -según nuevo balance del Observatorio de Conflictividad Social- entre la noche del martes 22 de enero y madrugada del miércoles en Caracas y otras ciudades del país.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*