La «táctica comunista» de Daniel Ortega en su política exterior

Larry Sevilla

La solicitud del Gobierno de Daniel Ortega Saavedra para que renuncie el secretario general de la OEA, Luis Almagro, es una táctica de países comunistas en el Continente con el fin de desviar la atención sobre problemas que aquejan a Nicaragua y Venezuela, consideró el diplomatico Mauricio Díaz.

Procedimentalmente no cabe la solicitud del Gobierno de Nicaragua, explicó el experto, sino que tiene la intención de confrontar el rol que ha tenido el secretario Almagro ante la presión que ha puesto sobre la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua y Venezuela en el debate político hemisférico para buscar una salida no violenta en ambos casos.

Incluso, el doctor Díaz llama la atención de que la OEA no ha elevado las crisis en Nicaragua y Venezuela a nivel del Consejo de Cancilleres de los países del Continente donde una sanción que se pueda adoptar no exime a ambos países, cumplir con los deberes en el marco de la Carta Democrática Interamericana que rige a todos los países del hemisferio americano.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*