La injusticia e impunidad prevalecen en caso del periodista Angel Gahona

Al cumplirse cuatro meses del asesinato del periodista Angel Gahona la familia del colega confía en que el homicida «terminará confesando su crimen».

«El asesino uniformado aún gozó de libertad, debido a que el órgano judicial nicaragüense no ha tomado en cuenta las múltiples demandas (…) de realizar una investigación amplía, exhaustiva y coherente que de con los verdaderos criminales que acabaron con la vida de mi esposo», escribió Migueliuth Sandoval, esposa de la víctima. 

La viuda asegura que el juicio contra los dos jóvenes a quien la Policía y la Fiscalía culpan por la muerte del periodista es injusto.

«Las autoridades competentes se han encerrado en que dos jóvenes son los autores de este hecho, pero no hay prueba que los incrimine que ellos fueron los que detonaron el arma de fuego», sostiene.

«Supongamos que fueron estos chavalos los que asesinaron a mi esposo con un arma artesanal, dicha arma a la distancia de 94 metros, jamás hubiese tenido la precisión y exactitud de impactar en puntos claves del cuerpo», agrega.

Fue la policía

Sandoval sostiene que quien privó de la vida a su marido fueron oficiales uniformados de la Policía Nacional.

«Exigimos que se condene al verdadero criminal y que se respete la dignidad de la familia doliente ya que este juicio para nosotros es una burla porque nos quieren ver como personas conformistas, nosotros no queremos ver a personas inocentes pagando por un crimen no cometido», refirió.

La viuda hizo un llamado a la Policía Nacional a que «sí en verdad quieren hacer justicia, capturen al verdadero culpable y que todos los uniformados que estaban ese día sean investigados porque entre ellos mismos saben quien fue el que detonó».

El periodista Angel Gahona murió el 21 de abril mientras daba cobertura a las protestas contra el régimen de Daniel Ortega en Bluefields. El colega realizaba una transmisión en vivo por redes sociales cuando se escuchó una detonación y posteriormente cae al suelo.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*