Ortega quiere «lavarse la cara» con renuncia de Roberto Rivas

A través de un comunicado de la Organización de Estados Americanos se conoció que Roberto Rivas, presidente del Poder Electoral renunció a su cargo.

La comunicación oficial de la OEA expresa que «el Gobierno de Nicaragua, reiterando su voluntad de continuar trabajando por el fortalecimiento de la institucionalidad, confirma la renuncia del Presidente del Consejo Supremo Electoral, Dr. Roberto Rivas».

Sin funciones

Luego de ser sancionado por Estados Unidos a través de la Ley Magnisky Act, el magistrado Rivas fue protegido por el régimen de Daniel Ortega.

El pasado 7 de febrero Ortega utilizando mecanismos ilegales mantuvo en el cargo al magistrado Rivas pero «sin funciones».

Como titular del CSE le dejaron únicamente la función de presidir la institución, convocar a reuniones y hacer cumplir las resoluciones de la institución electoral, mientras el vicepresidente ahora es quien administra y ejerce la representación legal del poder del Estado.

Pero además el vicepresidente asumió las funciones que antes tenía el magistrado Rivas, relacionadas a proponer el nombramiento del secretario de actuaciones, el secretario general y los directores generales, así como el anteproyecto del CSE y de todos los órganos electorales.

Aquí el comunicado íntegro de la OEA:

Es de público conocimiento que, en el marco de los trabajos en curso entre el Gobierno de Nicaragua y la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), una de las áreas prioritarias viene siendo la de la reforma del sistema electoral y la de generar los mecanismos necesarios en este sentido.

Sobre este particular, la Secretaría General de la OEA y el Gobierno de Nicaragua han venido trabajando aspectos relativos a la configuración y composición del Consejo Supremo Electoral (CSE) como soporte institucional fundamental para las garantías electorales y para elecciones libres, justas, democráticas y transparentes.

El Gobierno de Nicaragua, reiterando su voluntad de continuar trabajando por el fortalecimiento de la institucionalidad, confirma la renuncia del Presidente del Consejo Supremo Electoral, Dr. Roberto Rivas, y está pendiente de las decisiones que conforme Ley corresponden adoptar a la Asamblea Nacional.

La presente decisión del Gobierno de Nicaragua en el camino del mejoramiento del sistema electoral es apreciada por la Secretaría General de la OEA como una señal hacia la recomposición de la confianza y la armonía democrática en el país.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*