El País considera el decreto como ignorancia gubernamental

ruben dario, nicaragua, el pais, espana

El País, diario de España, se burla de la ignorancia gubernamental a propósito de los 100 años de la muerte del poeta nicaragüense Rubén Darío, máximo exponente de la poesía del modernismo de la lengua española.

El pasado sábado 6 de Febrero se cumplieron 100 años de la muerte de Darío (1867-1916) en la ciudad de León, escogida como la sede de las celebraciones oficiales que lejos de unir a intelectuales y escritores, han generado una intensa controversia.

Según el diario El País, lo que demuestra Ortega es ignorancia. El decreto firmado por el presidente, pero escrito por su mujer Rosario Murillo contiene una redacción melosa y con faltas de ortografía, cuando llama al poeta “Liróforo Celeste, Poeta de Nicaragua y el Mundo” y ordena que 2016 sea el año “del Sol que alumbra, las Nuevas victorias” (con la coma en el original) y dedicar “toda la Labor, Fecunda, Generosa, Cristiana, Socialista y Solidaria del Estado nicaragüense, a honrar al Insigne Maestro de Maestros”.

El decreto político, desde su aparición escritores, periodistas, poetas e intelectuales lo criticaron porque lo consideran una afrenta contra el máximo exponente de la literatura nicaragüense, en un país donde Darío es respetado y alabado como nadie.

La escritora y poetisa Gioconda Belli dijo que el decreto de Murillo tiene “adjetivos vacíos” y “loas pueblerinas” y lo catalogó de “atroz”.

Para Carlos Tünnermann, estudioso de la obra de Darío, se ha utilizado la obra del modernista con “intenciones políticas”. David W. Foster, profesor de español en la Universidad Estatal de Arizona, dijo a la revista Confidencial, de Managua, que “uno puede, hasta debe, repudiar semejantes documentos que representan una distorsión de prioridades en cuanto a los bienes culturales”.

El mundo hispano sorprendido por el decreto de Daniel Ortega, por salpicar la figura del gran Rubén Darío con la politiquería gubernamental. Diario el País, destaca semejante manoseo al poeta quien cumplió 100 años de su muerte.

El decreto lo inicio con versos de Darío, todos escritos en mayúsculas —“LA AURORA ÉS INMORTAL… LA AURORA ÉS INMORTAL” (con tilde en el original)— e incluye, entre sus mandatos, las “arrobas” que, en el discurso oficial de la primera dama Murillo, significan la inclusión del género femenino en el lenguaje.

“Honraremos a Darío en su Plenitud Creciente, en el Reconocimiento de [email protected], cada [email protected], como Seremos Humanos lúcidos y capaces de cincelar cada Triunfo en la marcha incesante contra la Pobreza”.

La redacción es la misma de la propaganda oficial que inunda el país con rótulos gigantes en los que aparecen Ortega y su mujer acompañados de frases enormes con letras de colores que rezan una Nicaragua “Bendecida, Prosperada y en Victorias”, “Cristiana, Socialista y Solidaria”, y declaran un “2016 en buena esperanza”.

La mujer del presidente es proclive a incluir tildes donde ella crea oportuno, dice el diario. Arrobas por doquier en los documentos oficiales del Estado, mayúsculas y conjugaciones verbales poco convencionales.

Para el escritor Sergio Ramírez, “todo se improvisó”: “No hay un plan definido y mucho atraen los actos, las musas, las carrozas, lo popular, pero no es lo esencial.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*