Magistrado Francisco Rosales dice que Constitución no le impide participar en política

Magistrado Francisco Rosales

Francisco Rosales, magistrado del poder judicial, el mismo que declaró inconstitucional la Constitución para que Daniel Ortega se presentara ilegalmente como caandidato presidencial en 2011, argumentó en una nota de prensa publicada en la página web de la Corte Suprema de Justicia, que la Constitución no le impedía participar en Colombia en un congreso de la Internacional Socialista representando al FSLN.

El magistrado Rosales argumenta en la nota de prensa que él como magistrado no tiene las restricciones que establece la Ley del Poder Judicial y la Ley de Carrera Administrativa, porque la Constitución, que es la que rige sobre todas las demás, no se lo prohíbe.

Lea: Magistrado viola Ley de la CSJ

Sin embargo, el experto en derecho constitucional Óscar Castillo, desmanteló el argumento del magistraado Rosales. Castillo dijo a LA PRENSA que el artículo 158 de la Constitución establece claramente que será la Ley de la materia, en este caso la Ley del Poder Judicial, la que regirá sobre sus funcionarios.

“La Ley no distingue ni separa que solamente a jueces y magistrados de Apelaciones. Todo lo contrario habla de jueces y magistrados del Poder Judicial», dijo Castillo.

Representó en Colombia al FSLN

El magistrado Francisco Rosales participó representando al FSLN entre el 2 y el 4 de marzo pasado en donde dio un discurso y atacó a los organismos financieros internacionales.

Rosales es el mismo magistrado que mediante una sentencia de la Sala Constitucional de la cual es presidente, arrebató a la oposición la posibilidad de participar en las pasadas elecciones, cuando quitó el antiguo PLI a Eduardo Montealegre y se lo entregó a Pedro Reyes.

Desde hace años, el Poder Judicial es señalado por organizaciones de la sociedad civil de responder a los intereses del FSLN.

El Departamento de Estado de Estados Unidos publicó un informe la semana pasada señalando que el FSLN ejerce un férreo control sobre el resto de los Poderes del Estado.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*