Muerte de policías en manos de delincuentes muestra niveles de inseguridad

policías,muertos,CENIDH,
Foto/La Prensa

La presidente del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos,  Vilma Núñez, al lamentar la muerte de dos policías en un enfrentamiento con delincuentes, afirma que «no es llorando ni haciendo homenajes, como se pueden prevenir este tipo de hechos».

Los muertos son el suboficial mayor Howard Antonio Urbina Flores y el subinspector Julio César Narváez. El oficial herido es Oliver Manuel Chow Alvarado .

«Consideramos que no se puede seguir a nivel de discursos, sin tomar en cuenta las estadísticas que se esconden a la población, los niveles de inseguridad de delincuencia cotidiana que hay en el país», manifiesta la representante del Organismo de Derechos Humanos.

Por su parte, el Director del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas IEEPP, Félix Maradiaga, afirma que «la muerte lamentable de dos oficiales de Policía, es una oportunidad para reflexionar de lo mal que está la institución policial».

También esto se tiene que ver como un problema social y sistémico, donde el poder judicial es parte de esto, que en reiteradas ocasiones tuvo detenido al delincuente fallecido en el enfrentamiento con la policía, señala Maradiaga.

«Cuando la Política partidaria se mete en medio del diseño de la política de seguridad, terminamos con un mal presupuesto para la policía, con policías mal entrenados, mal alimentados, sin equipos adecuados, entre otros», destaca el representante del organismo social.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*