SIP asegura que hay “grave atentado contra la democracia” en El Salvador

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) expresó profunda preocupación y calificó las recientes medidas del gobierno del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, como un “grave atentado contra la democracia”.

El presidente de la SIP, Jorge Canahuati, señaló que observaron “con perplejidad e indignación las decisiones del presidente salvadoreño”.

“Observamos con perplejidad e indignación las decisiones del presidente, quien aupado por legisladores oficialistas, viene tomando decisiones que trastocan la democracia salvadoreña”, expresó Jorge Canahuati, presidente de la SIP.

“Ya teníamos conocimiento de que Bukele la había emprendido contra los medios de comunicación, pero con las recientes disposiciones dejó claro que se trata de una retaliación y un ataque directo a la libertad de prensa, con consecuencias devastadoras”, enfatizó Canahuati, CEO de Grupo Opsa, de Honduras.

Las declaraciones de Canahuati surgen en respuesta a las recientes medidas tomadas por el gobierno de Bukele, entre las que destaca reformas a la Ley de Imprenta y blindar a funcionarios de su administración cuestionados por compras con dinero público durante la pandemia.

SIP: Reformas en El Salvador son un "grave atentado contra la democracia" |  Voice of America - Spanish

El 5 de mayo la Asamblea Legislativa con mayoría oficialista aprobó con 68 votos a favor sobre 84 diputados, reformas a la Ley de Imprenta de 1950 para eliminar las exenciones fiscales en la importación de materia prima, maquinaria y equipo para la impresión de materiales.

Esta situación afecta aún más a la industria periodística local, golpeada por una crisis económica de años, agudizada por la pandemia.

Ante los señalamientos de diferentes gobiernos y organismos internacionales, el mandatario salvadoreño ha respondido defendiendo su postura en su cuenta de Twitter.

El viernes escribió un hilo de tuits donde acusaba a los medios de “desinformar”, específicamente, sobre la nueva ley permite al Ministerio de Salud y otros organismos integrados a éste de omitir la Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública (LACAP).

La SIP por su parte, desaprobó las reformas a la Ley de Imprenta, que consisten en eliminar las exenciones fiscales en la importación de materia prima, maquinaria y equipo para la impresión de materiales.

“Esta situación afecta aún más a la industria periodística local, golpeada por una crisis económica de años, agudizada por la pandemia”, señaló la organización.

La SIP es una organización sin fines de lucro dedicada a la defensa y promoción de la libertad de prensa y de expresión en las Américas. Está compuesta por más de 1.300 publicaciones del hemisferio occidental; y tiene sede en Miami, Florida, Estados Unidos.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*