Colombianos cuestionan acuerdos de paz con las FARC

acuerdos de paz,Colombia,FARC,

El presidente Juan Manuel Santos y el máximo jefe de las FARC firmarán el lunes un acuerdo de paz que pondrá fin formalmente a más de medio siglo de un conflicto armado en Colombia, un histórico acto para cerrar un capítulo de violencia que dejó miles de víctimas y obstaculizó el potencial económico del país.

El acuerdo de paz ha provocado división en la nación sudamericana de casi 49 millones de habitantes, ya que muchos se oponen a que los líderes de las FARC, acusados de haber cometido asesinatos, masacres, secuestros y abusos sexuales, entre otros delitos, tengan la posibilidad de ocupar cargos políticos.

Santos y Rodrigo Londoño, alias “Timochenko”, el número uno de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), se darán la mano por primera vez en suelo del país sudamericano, en el inicio de una etapa que le permitirá a la guerrilla luchar por sus ideales desde la política y dejar la confrontación militar en las selvas y montañas.

El acto marcará el comienzo de la cuenta regresiva para que la guerrilla deje las armas, a más tardar en seis meses, y se convierta en un partido político. La violenta confrontación de 52 años dejó 220.000 muertos y millones de desplazados.

“Estoy de acuerdo con que firmen la paz porque necesitamos acabar la violencia, necesitamos paz para mejorar a Colombia. Todos Unidos en paz vivimos mejor, más felices, con más trabajo”, dijo Juan Ensuncho, un vendedor ambulante de 64 años.

En este balneario turístico del Caribe colombiano, donde se firmará el acuerdo, 2.700 efectivos de las Fuerzas Armadas mantienen un dispositivo de seguridad apoyados por sobrevuelos de 29 aviones y helicópteros, además de 13 barcos que patrullan en el mar, dijo el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas.

Francotiradores fueron ubicados en los alrededores de la plaza de armas del Centro de Convenciones donde se firmará el acuerdo, un sitio en el que ondean banderas de Colombia y de los países que estarán representados en el evento.

Unos 2.500 invitados asistirán a la ceremonia, incluidos el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry; el presidente de Cuba, Raúl Castro; el secretario de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon; y víctimas del conflicto.

Fuente: Reuters

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*