Huracán Newton toca tierra en Baja California

Huracán Newton

El huracán Newton tocó tierra este martes cerca de la localidad turística de Los Cabos, en la costa oeste de México, donde se hospedan miles de turistas y se han suspendido las clases y los vuelos.

“Los vientos huracanados se extienden a toda Baja California,” indicó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

Newton, con vientos de 145 km/h, se encontraba 8 km al sureste de las costas de esta popular localidad turística y se desplazaba hacia el noroeste, precisó el NHC en su boletín de las 09H00 GMT.

Unos 15.000 turistas se encuentran en los municipios Los Cabos, La Paz y Loreto, dijo el secretario de Turismo estatal, Genaro Ruiz.

Las autoridades han cerrado los puertos a las pequeñas embarcaciones en Baja California y otras zonas de la costa del Pacífico, y se espera que las marejadas afecten a las zonas costeras bajas.

Los Cabos, uno de los destinos marítimos más atractivos del mundo, con hermosas playas y una importante vida nocturna, ya fue duramente golpeado en 2014 por el huracán Odile, que dejó seis muertos y 1,000 millones de dólares en daños.

Las autoridades han habilitado albergues en todo el estado de Baja California Sur con una capacidad para 16,000 personas, apuntó a su vez el subsecretario estatal de Protección Civil, Carlos Godínez.

El gobierno estatal decidió asimismo la suspensión de las clases en todo el estado, indicó por su parte el secretario estatal de Educación, Héctor Jiménez.

Las autoridades también suspendieron desde la noche del lunes los vuelos en el aeropuerto de La Paz, capital de Baja California Sur.

Se espera que el ojo del huracán pase sobre Cabo San Lucas, y luego se desplace por la parte sur de la península de Baja California.

En la mañana del miércoles se internará en el noroeste de México, indicó el NHC, que agregó que Newton seguirá teniendo categoría de huracán cuando toque tierra por segunda vez tras cruzar el Golfo de California.

El meteoro, que producirá lluvias de 25 cm, podría causar deslaves, desbordamientos de ríos e inundaciones en ocho estados de la costa centro y norte del Océano Pacífico.

Para atender a la población más vulnerable, las autoridades instalaron 3,757 refugios temporales en Baja California Sur, Nayarit, Jalisco, Colima, Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Chiapas, con capacidad para albergar a hasta 796,000 personas.

Fuente: El Nuevo Herald

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*