Cartas de amor a Nicaragua: “Polvo eres y al polvo volverás”

Cartas de Amor a Nicaragua – Fabio Gadea Mantilla

Querida Nicaragua: el miércoles de ceniza de cada año acudimos a la iglesia a recibir en la frente la cruz de ceniza con la cual se nos recuerda que no somos más que polvo y que al polvo retornaremos, “pulvis es, et in pulverem reverteris”, “polvo eres y al polvo volverás”. Al ver como se llenan nuestras iglesias católicas los miércoles de ceniza, uno se llena de esperanza este pueblo no se pierde, tiene fe, este pueblo es cristiano autentico y aunque tenga algunas costumbres paganas en el fondo es profundamente cristiano, creyente, sabe que aquí esta peregrinando y que la buena vida es la otra, el reino que nos trajo nuestro salvador, por eso emociona el miércoles de ceniza, emociona que todos estemos consientes. “pulvis es, et in pulverem reverteris”, “polvo eres y al polvo volverás”. Contundente, rotundo, pero esperanzador.

El miércoles de ceniza nos recuerda nuestra iglesia, que no somos nada, nos llama y nos dice, “tú que muchas veces crees que tu talento es obra tuya, que te crees el mejor del mundo, que crees que todo lo haces bien, que todos tienen que servirte, tú que tiene poder, que tiene salud, dinero, amor, tú que tiene miles de hombres a tu servicio, tú que tiene ese gran poder recuerda que no eras nada más que polvo, eres polvo y en cualquier momento al polvo vas a retornar”, todo poder, todo genio, toda inteligencia, toda obra de arte, toda hazaña, todo lo grande que el hombre haga, todo viene de Dios, es un soplo de Dios, no es tu genio ni inteligencia es la voluntad y el poder de Dios.

La iglesia sobre todo quiere hablarle a los soberbios, a los prepotentes, a los que se creen dueños de vidas y haciendas, a los que creen que la justicia se aplica a los demás y no a ellos, a los que matan y tiene el poder para comprar jueces inicuos y quedar impugnes, a los que creen que pueden engañar con zancadillas políticas, a los que ven la pobretería a su alrededor y pasan indiferentes frente al sufrimiento de los otros, a todos nos quiere hablar nuestra iglesia y decirnos: “pulvis es, et in pulverem reverteris”, “polvo eres y al polvo volverás”.

Atila aquel salvaje de quien se decía que por donde su caballo pisaba no crecía mas la hierba, murió y volvió al polvo, Alejandro Magno, Napoleón el soberbio emperador de Francia murió y retorno al polvo, es puro polvo, Stalin el genocida que asesino a millares de campesino, Hitler el que quizo imponer una dictadura mundial y causó a muerte de millones de judíos, de un millón y medio de niños judíos también murió y volvió al polvo.

Los grandes tiranos de la historia, los grandes prepotentes, los que se han creído dioses han vuelto al polvo de donde vinieron, por eso es bueno que durante estos 40 días tengamos alguna reflexión sobre lo que significa el miércoles de cenizas, no eres nada, no somos nada estas peregrinando aquí en este valle de lagrimas, todo esto no vale nada, las riquezas del mundo no son riquezas pues en cualquier momento se pierden o se las come la polillas, toda tu prepotencia se termina en el momento que el dedo de Dios decida, un mínimo y persistente dolor en cualquier parte de tu cuerpo basta para quitarte la tranquilidad, vas al médico te examina y te da el diagnóstico fatal, hay desesperación se busca el remedio viajando a otros países, se aplican técnicas nuevas pero todo es inútil, “Pulvis es, et in pulverem reverteris”, “polvo eres y al polvo volverás”, buena reflexión para estos días, excelente para que tratemos de ser más humildes, más comprensivos, menos apegados al mundo material, más preocupados por los problemas de los otros y sobre todo para que sepamos positivamente que polvos somos y al polvo hemos de volver irremediablemente, la lucha sigue y la patria vive. !Buenas noches y Buenos días Nicaragua¡

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*