Ortega sin voluntad de poner en marcha resolución de la OEA para superar crisis en Nicaragua

Rosario Murillo y Daniel Ortega | FOTO: El 19 Digital

A nueve meses de celebrarse elecciones nacionales en Nicaragua, Daniel Ortega ignora la resolución emitida por la Organización de Estados Americanos (OEA), en octubre de 2020.

La resolución denominada “Restableciendo las instituciones democráticas y el respeto a los derechos humanos en Nicaragua a través de elecciones libres y justas”, establece que mayo de 2021 es el plazo para que el régimen de Daniel Ortega implemente las reformas electorales necesarias para garantizar elecciones libres, justas y transparentes en noviembre próximo.

Te puede interesar: OEA aprueba resolución por grave situación de derechos humanos en Nicaragua

La OEA ofrece con esta resolución, una oportunidad para una solución pacífica a la crisis sociopolítica, sin embargo, todavía quedan un par de meses para esperar que Daniel Ortega ponga en marcha lo estipulado por el organismo internacional, señala José Pallais, político al régimen de Ortega y Murillo, y miembro de la Coalición Nacional.

«No es que en mayo el régimen de Ortega debe comenzar a poner en marcha lo que establece la resolución de la Organización de Estados Americanos, es que debe de hacerlo antes. Y mayo se acerca aceleradamente y no se ve ninguna idea de cambio, disposición a tomar las providencias necesarias. No se toma ninguna iniciativa para mejorar la composición del Consejo Supremo Electoral (CSE), y hacer cambio en ese Poder del Estado, no requiere de reformas, puede hacerse en base a lo dispuesto actualmente en la Constitución de la República», explica Pallais.

Voz de José Pallais, político al régimen de Ortega y Murillo,
y miembro de la Coalición Nacional.

Ortega apuesta que la oposición no corra en las elecciones

 El mes clave para decidir como debe prepararse la oposición para enfrentar a Daniel Ortega, en las elecciones de este 2021, es el mes de mayo, en el que el régimen debe crear condiciones que demuestren unos comicios creíbles. Sin embargo, para el analista político Eliseo Núñez, si Daniel Ortega, crea condiciones, serán sin grandes cambios en la administración del sistema.

«Ortega está jugando a que se desactive totalmente el impulso electoral, por que él (Daniel Ortega), sabe que la salida más viable es la electoral, así que con retrasar las reformas, aumentar la represión, con todo lo que hace, es como buscar y llevar a la población a un punto en que crea de que las elecciones no son posibles y aumentar con ello la tensión y desactivar cualquier animo por las elecciones», explica Núñez.

Voz de Eliseo Núñez, analista político

Lea también: Cristiana Chamorro reta a Ortega y Murillo a un debate para defender dignidad de su madre Violeta Barrios de Chamorro

Elecciones del 2016. FOTO: Tomada de La Prensa

En enero del año 2017, la Organización de Estados Americanos (OEA) y el gobierno de Daniel Ortega, también firmaron un memorándum de entendimiento, en el que se acordaba trabajar en conjunto una serie de reformas electorales y la modernización del Estado. Al final Ortega ignoró ese compromiso que pactó con la OEA.

La oposición nicaragüense espera que las elecciones de 2021 sean la oportunidad para acabar con 14 años consecutivos del régimen de Daniel Ortega.

En noviembre de 2021, se elegirá al nuevo presidente, vicepresidente, diputados nacionales, departamentales, y entre la oposición ya se figuran algunos rostros para el cargo presidencial, sin embargo, se esperan que para esa fecha hayan condiciones para obtener unas elecciones libres y transparentes.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*