Daniel Ortega, dictador, desde George Bush hasta Joe Biden

El dictador Daniel Ortega ha visto pasar cuatro presidentes de los Estados Unidos, George Bush, Barack Obama, Donald Trump y Joe Biden, desde que se atornilló en el poder en el 2007.

Pero además, Ortega, de 75 años de edad, es el presidente con más años en el ejercicio del poder en Centroamérica y Panamá, desde que ganó las elecciones nacionales en el 2006, con el 38 por ciento, y desde entonces, han pasado 22 presidentes en los países de la región.

Y por si no fuera suficiente, con 14 años corridos en el poder, Ortega, quien por primera vez llegó al poder en 1979, luego que el pueblo de Nicaragua derrotó a la dictadura sanguinaria de Anastasio Somoza, se piensa reelegir con otro mandato para los próximos comicios de noviembre, de 2021.

Presidentes que han ejercido en América Central desde que Ortega asumió el poder en 2007.

Una vez que Ortega asumió el poder en el 2007 ha demolido la institucionalidad del país, para secuestrar las instituciones, entre éstas, el Consejo Supremo Electoral (CSE), para a través de los fraudes, denunciados por la oposición y la comunidad internacional, continuar en el poder, pese al rechazo popular.

El abuso autoritario de Ortega, lo llevó en los comicios nacionales de 2016, a colocar a su mujer, Rosario Murillo, actual vicepresidente, en la línea de sucesión del poder, al convertirla en su compañera de fórmula, en los comicios de entonces, y que fueron denunciados de fraudulentos en ese entonces, por la oposición nicaragüense y la comunidad internacional.

Daniel Ortega y Barack Obama se saludan en sesión de la V Cumbre de las Américas. (2009). FOTO: Reuters

Una obsesión por el poder que inició en 1979

Ortega llegó al poder por las armas en 1979, cuando todo Nicaragua se volcó para sacar del poder al último Somoza, una dinastía que sometió a los nicaragüenses por más de 40 años.

Para entonces gobernaba Estados Unidos el presidente Jimmy Carter, quien fue pieza clave para que Anastasio Somoza, abandonara el poder y saliera hacia el exilio, donde fue finalmente asesinado.

Durante la década de los 80, Ortega, continuó al frente del poder en medio de una sangrienta guerra, mientras Estados Unidos era gobernado por el presidente Ronald Reagan y George Bush (padre), ambos en dos periodos.

Félix Maradiaga: dictaduras, una ofensa a la dignidad de los pueblos

El opositor y doctor en ciencias políticas, Félix Maradiaga, considera a Daniel Ortega, un criminal en serie durante el ejercicio del poder

«El primer indicador de un estadista es el rol que ha jugado para proteger la vida de las personas de su país y ese indicador ha demostrado que Ortega ha sido más bien perpetrador de crímenes de lesa humanidad , financiador de organismos paramilitares que cometen asesinatos extrajudiciales (…) Las dictaduras son una ofensa para la dignidad de los pueblos», afirma el politólogo, para describir que Ortega es un dictador.

Félix Maradiaga cuando es detenido al llegar a una actividad opositora al régimen de Daniel Ortega (6.12.2020) FOTO: Cortesía/UNAB

Para el opositor, Ortega ha violentado el derecho a la vida durante el ejercicio del poder.

«Es decir, el primer indicador, y que es el más básico, como es el respeto a la vida, Ortega lo ha violado radicalmente; primero en los 80, que nos llevó a una guerra civil, dónde se perdieron miles de vidas y más recientemente lo que vivimos ahora. Perfectamente Ortega puede ser descrito como un asesino en serie… Ortega, es un asesino en serie de los mismos nicaragüenses», asegura Maradiaga.

Voz de Félix Maradiaga

Maradiaga, a quien la dictadura le aplica de oficio casa por cárcel, afirmó que los nicaragüenses deben salir de la dictadura de Ortega.

«Salir de la dictadura es una urgencia moral, política, pero también es una urgencia de la dignidad de las personas, porque mientras haya dictadura no habrá posibilidad de que este país tenga un futuro que merezca la ciudadanía», consideró Maradiaga.

Daniel Ortega, tiene 14 años consecutivos en el poder y es considerado el mandatario en la historia de Nicaragua que ha llegado a ejercer un poder único y absoluto, dado que, administra todas las instituciones a su gusto y antojo, junto a su esposa, la vicepresidenta, Rosario Murillo.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*