Cosep: «Creemos que no debería de haber un incremento salarial»

Luego de dos meses fuera del ojo público, Michael Healy, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) reapareció en una conferencia de prensa que brindó este miércoles, en la que destacó que el Cosep no evalúa un reajuste a la paga mínima.

Este es el tercer año que el Cosep no participa en la mesa de negociación del salario mínimo, debido a la fractura que hubo a partir del año 2018 con las protestas cívicas anti gubernamentales.

«Mientras no tengamos nosotros un dato exacto de cuanto fue el decrecimiento formal (del empleo), o una cifra oficial del gobierno no podemos decir nosotros cuanto va a ser el incremento salarial. (…) Todavía no sabemos cómo se va a comportar el tema del clima, la agricultura… como se van a comportar los sectores económicos, por lo tanto, creemos nosotros que no debería de haber un incremento salarial» dijo Healy.

Declaraciones de Michael Healy.
VIDEO: Conferencia Cosep

Healy también mencionó que una posibilidad para mejorar las condiciones salariales para los trabajadores, sin incremento salarial, es elevar el techo del Impuesto Sobre la Renta (IR) de 100 a 200 mil córdobas.

«Yo creo que el gobierno debería estar enfocándose en subir ese techo de cien mil córdobas a dos cientos mil córdobas para que los trabajadores puedan tener mayor ingreso, pero al mismo tiempo (que) con esa exención pueda haber más dinámica y más consumo de los trabajadores hacia la economía.» mencionó.

Una decisión sensata

El economista Maykel Marenco, analiza la propuesta de el Cosep, y ve correcto que no se realice un incremento en la paga mínima, desde el punto de vista empresarial, ya que la sostenibilidad de las empresas se basan en su producción, y mientras no haya ganancias no pueden subir la paga a sus trabajadores.

Lea también: Situación de ajuste al salario mínimo se torna difícil, dice economista

«No aumentar el salario mínimo me parece una decisión sensata en términos empresariales y en términos macroeconómicos. Nicaragua no está en condiciones para hacerlo ahorita, (y) podés verlo a nivel micro: si una empresa que está teniendo pérdidas o no está produciendo lo que producía en otro tiempo aumenta el salario de sus trabajadores, ese aumento tiene que salir de algún lugar, pero como las utilidades se han reducido porque las ventas se han disminuido, entonces, ¿de dónde tiene que sacar esta empresa para pagar?» explica Marenco.

Voz de Maykel Marenco.

A juicio del economista, un incremento en el salario mínimo, tal como lo proponen algunos sectores de gobierno, es una «decisión política», porque pese a que en «lenguaje populista» es bueno, las verdaderas afectaciones las sufren las empresas.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*