20 medios de comunicación han cerrado en los últimos 10 años en Nicaragua

Instalaciones de El Nuevo Diario en Managua. Foto: Carlos Herrera / Confidencial.

En el marco de conmemoración del 43 aniversario de la muerte de Pedro Joaquín Chamorro, la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH) presentó este lunes 11 de enero un informe sobre el Estado Situacional de la Libertad de Prensa y Acceso a la Información Pública, correspondiente a la última década.

Entre 2010 – 2020, han desaparecido, cerrado, destruidos y confiscados 20 medios de comunicación. El coordinador de derechos humanos de la FVBCH, Guillermo Medrano dijo que Nicaragua ha estado marcada por la persistencia de un entorno agresivo hacia la libertad de prensa.

Con respecto al tema de acceso a la información publica, la fundación indicó que en la década mencionada no se ha implementado lo necesario en cuando a una ley en favor de esto. «La práctica oficial ha sido denegar la información, borrar, desarticular y tornar inútiles los portales web de las instituciones», argumentó.

Entre las instituciones y oficinas que no cuentan con sitio web está; el Consejo Superno Electoral, Presidencia, Vicepresidencia, Ministerio de Relaciones Exteriores, Ministerio de Defensa, Instituto Nicaragüense de Cultura.

Gráfica extraída de transmisión en vivo de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro.

No existen medios opositores

Por otra parte, Medrano alegó que el gobierno en los últimos años ha querido vender que los medios de comunicación independientes son enemigos del sistema. Ante eso, detalló que no existen medios opositores. «La opositora es la realidad».

«El estado ha implementado una estrategia por etapas para imponer una narrativa oficial, debilitar, desarticular, volver inefectivos y destruir la credibilidad y presencia física de los medios y periodistas independientes», agregó.

Guillermo Medrano, coordinador de derechos humanos de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro.
Foto: La Prensa.

La ONG concluyó informando que cada 30 horas se registraba una violación a la libertad de expresión el año pasado, 2020. Instan en este 2021, a continuar con la denuncia. «Las violaciones y agresiones no son gajes del oficio».

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*