Una pandemia, ataques a iglesias, huracanes y deslaves: Resumen 2020

Imagen de la Sangre de Cristo calcinada. Foto: Conferencia Episcopal de Nicaragua.

El 2020 fue un año de tragedias. Será recordado como el año en que un virus sacudió al mundo entero. Los últimos días de diciembre serán nostálgicos para quienes perdieron a un familiar a causa del COVID19.

Pero no solo la pandemia influyó para que el año sea considerado trágico particularmente en Nicaragua, sino también otras noticias. Aparatosos accidentes, femicidios, ataques a la iglesia católica, dos huracanes que azotaron al país y deslaves que provocaron muertes.

Radio Corporación preparó una recopilación especial sobre las noticias más sensibles del 2020, entre ellas, el asesinato de una persona por gritar «Viva Nicaragua Libre».

Pandemia

El 29 de enero la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró Emergencia Mundial por la enfermedad que recientemente había aparecido en Wuhan, China, el nuevo coronavirus, COVID19.

En ese momento, se denotaba un rápido aumento en los pacientes afectados por el patógeno. Se contabilizaban más de 8,000 en dieciocho países, aunque el 99 % de los casos se diagnosticaban dentro de China.

La enfermedad se fue propagando, y el 18 de marzo se reportó el primer caso en Nicaragua. Tras la confirmación de la vicepresidenta Rosario Murillo, en el país se normalizaron los entierros exprés. Generalmente se realizaban a altas horas de la noche.

Algunos funcionarios acusaron a la oposición y a los medios de comunicación independientes de ser los autores, supuestamente para crear pánico en la población. El gobierno no aceptaba que el virus estaba matando a muchos nicaragüenses y ocultaba cifras, según denuncias de médicos independientes que analizaban los efectos de la pandemia.

El 29 de abril, un equipo periodístico de Radio Corporación mostró a Nicaragua que el virus estaba latente, y que muchos hospitales públicos y privados trabajaban de la mano con el Ministerio de Salud, para sepultar a las víctimas mortales de forma sigilosa.

Hasta ese día el Minsa solamente reportaba 3 personas fallecidas por el COVID19, y no mencionaron al ciudadano que fue enterrado en el Cementerio Oriental de Managua, luego de fallecer a causa el nuevo coronavirus en un hospital privado de Managua.

Cifras actuales

A la fecha la cartera sanitaria reporta 6,046 casos confirmados de COVID19, y 165 decesos por esta causa.

Mientras el Observatorio Ciudadano COVID19, conformado por médicos independientes, reporta hasta el 16 de diciembre un acumulado de 11,780 casos sospechosos verificados y 2,851 muertes.

Estamos a las puertas del 2021,y la noticia mundial es que ya existe la nueva vacuna de la farmacéutica Pfizer contra el COVID19. Europa ya aplica el fármaco, y países de otros continentes trabajan en ello. Se espera efectividad.

Sin embargo en Nicaragua, no se menciona nada sobre la vacuna, y especialistas han advertido de una segunda ola de la pandemia, debido a la relajación de la población.

Muere Ernesto Cardenal

El 1 de marzo, día del periodista nicaragüense, falleció el célebre poeta y sacerdote Ernesto Cardenal, a sus 95 años de edad, tras estar cuatro días hospitalizado.  

Al siguiente día, el 2 de marzo, el cuerpo de Cardenal era velado en una funeraria de Managua, que se encontraba asediada por patrullas de policía orteguista y efectivos antimotines. El 3 de marzo se realizó una misa de cuerpo presente en la Catedral Metropolitana en Managua.

Los restos de Cardenal fueron cremados y ahora descansan en una comunidad religiosa en el archipiélago Solentiname, del Lago de Nicaragua, que el fundó en 1965.

Ataques a las iglesias

En el año decenas de iglesias fueron asediadas y agredidas por turbas que se identifican con el presidente Daniel Ortega, manchadas con pintas ofensivas, rodeadas por la policía, y en algunos casos apresados algunos de sus feligreses. Sucedió en las dos principales catedrales de Nicaragua, la de León y Managua, y en varias de las iglesias de Masaya.

El 3 de marzo, en la misa de cuerpo presente de Ernesto Cardenal, simpatizantes Orteguistas llegaron a la Catedral Metropolitana en Managua con sus pañoletas rojinegras en el cuello y gritando consignas partidarias durante la celebración de la eucaristía.

Una vez terminada la ceremonia, se apostaron a la salida e insultaron a los presentes, agredieron a los periodistas con violencia, a tal punto que dos de ellos terminaron en el hospital, David Quintana, director de la plataforma Boletín Ecológico y Hans Lawrence, periodista de la plataforma Nicaragua Investiga. A otros le robaron equipos de trabajo.

Queman imagen de la Sangre de Cristo

El viernes 31 de julio, un desconocido realizó un atentado contra la Catedral Metropolitana de Managua con una bomba molotov que incendió la capilla que alberga  a la Sangre de Cristo y el Santísimo, una imagen venerada por los católicos nicaragüenses, informaron las autoridades eclesiásticas y testigos.

La vicepresidenta Rosario Murillo, justificó lo ocurrido declarando a medios oficialistas que fue «un incendio» porque «nuestro pueblo es muy devoto y había muchas velas en el lugar, donde una cortina tomó fuego», manifestó.

Sin embargo, el cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua y presidente de la Conferencia Episcopal, refutó el mismo día a Murillo, señalando que en el sitio «no había ninguna vela y cortinas».

Cardenal, Leopoldo Brenes.
Foto: Cortesía / Agencia EFE

«Acto terrorista», dijo la Iglesia

«Estos son actos de terrorismo, una bomba de gran poder, la imagen quedó calcinada… derramamos muchas lágrimas porque esta imagen para nosotros significa mucho y también para el pueblo católico y el pueblo devoto de la sangre de Cristo”, expresó Brenes el 31 de julio.

El 02 de agosto, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), destacó en un informe que en 20 meses se registraron 24 ataques contra la iglesia católica en Nicaragua.

Lo mataron por gritar «Viva Nicaragua Libre»

El 19 de julio del 2020, asesinaron en La Trinidad, Estelí al ciudadano Jorge Rugama Rizo, por gritar «Viva Nicaragua Libre» a una caravana de simpatizantes orteguistas que recorría las calles en celebración del 41 aniversario del triunfo de la Revolución Popular Sandinista.

El fanático de gobierno, Abner Onell Pineda Castellón, propinó un certero disparo en el cuello a Rugama Rizo. Tras cuatro meses de proceso judicial, el victimario quedó en libertad. Familiares y amigos de la víctima consideraron el indulto como una burla y una «aberración legal».

Familiares, amistades y vecinos decidieron dar el último adiós a Jorge Luis Rugama Rizo.
Foto: Cortesía/Radio ABC Stereo

Huracán Eta

La madrugada del 3 de noviembre, ingresó a Nicaragua el huracán Eta convertido en categoría 4 y con vientos sostenidos de más de 230 kilómetros por hora. A su paso por el territorio nacional, causó pérdidas económicas de 172 millones de dólares.

Entre los daños, 1,890 viviendas destruidas; 8,030 viviendas con daños parciales; se dañaron 16 unidades de salud; 45 centros educativos; 66 puentes, 901 km de caminos, edificios públicos, estadios, polideportivos, parques; el muelle de Puerto Cabezas de servicio internacional; y 49,273 viviendas sufrieron interrupción de energía eléctrica, según datos oficiales.

El reporte indicó que casi dos millones de personas estuvieron expuestas al Huracán Eta, principalmente de la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte; Triángulo Minero, Nueva Segovia; Jinotega y Chinandega. se evacuaron a 71,145 Personas, y se albergó a 47,297 personas en 325 centros.

El Gobierno sostuvo que no se registraron afectaciones en vidas humanas, sin embargo ese día, dos mineros artesanales murieron soterrados tras un deslave en el municipio de Bonanza.

Los fallecidos que el gobierno no reportó, se identificaban con los nombres de William Castro de 38 años, y Norvin Mejía de 39, ambos originarios del municipio de Waslala.

Dos mineros artesanales fueron las primeras víctimas del huracán Eta en Nicaragua.

Huracán Iota

Los nicaragüenses, específicamente los habitantes de la costa caribe se despertaban tras el paso del huracán Eta. Pero la pesadilla continuó. Otro huracán de categoría 4 impactó al país la noche del 16 de noviembre.

Deslaves

Durante las incesantes lluvias, un deslave soterró a unas seis familias que vivían en las zonas bajas del Macizo de Peñas Blancas, en Matagalpa. La tragedia dejó como resultado 12 personas fallecidas.

El 19 de noviembre, la vicepresidente de Nicaragua Rosario Murillo, dijo que la cifra de muertos tras el paso del huracán Iota ascendió a 21, al contabilizar 3 personas que perecieron en otro deslave. Este ocurrió en en la comunidad El Puyú, en Mulukukú, en la Región de la Costa Caribe Norte.

Las pérdidas económicas entre ambos huracanes fue de 742.7 millones de dólares, según datos de la presidencia. La cifra es repartida entre los daños totales acumulados, las pérdidas en la economía y las necesidades que se debían atender tras el paso de ambos fenómenos naturales.

Te puede interesar: Daños ocasionados por Eta e Iota superan los 700 millones de dólares

5,818 casas quedaron destruidas y 39,600 sufrieron daños parciales, causando un daño monetario de 126.6 millones de dólares en materia de viviendas.

Comunidad Haulover, municipio de Bilwi, Puerto Cabezas.

Los habitantes de la Costa Caribe Norte, apenas se recuperan de los daños que ocasionaron dos ciclones, que azotaron la zona en un mismo mes, el huracán Eta y el huracán Iota, ambos de categoría 4.

Otros Deslaves

El 4 de diciembre se reportó un derrumbe en una mina artesanal ubicada en la comunidad La Esperanza, en el sureño departamento de Río San Juan de Nicaragua, más de 200 kilómetros al sureste de la capital.

Al menos unas 15 personas quedaron atrapadas, informaron medios oficialistas. El sábado 5 de diciembre recuperaron los cuerpos de dos mineros que habían quedado soterrados, informaron autoridades de la zona.

Johnny Gutiérrez, alcalde del departamento de Río San Juan, dijo que el cuerpo sin vida de Israel Sequeira López, de 28 años fue encontrado en la madrugada. Y en horas de la mañana, fue hallado José Santos Herrera Olivas, de 20 años de edad.

El 18 de diciembre se registró un nuevo derrumbe. Este ocurrió en una mina artesanal ubicada en la comunidad Las Brisas Yahoska, Rancho Grande, en el departamento de Matagalpa. Este deslizamiento de tierra, dejó al menos 10 mineros soterrados. La búsqueda fue suspendida por las autoridades.

Puedes leer: Continúan búsqueda de mineros soterrados tras derrumbe en Matagalpa

Aparatoso accidente en Waslala

El 23 de noviembre, se registró un brutal accidente de tránsito en la comunidad Ocote Tuma, municipio de Waslala. El percance dejó 21 personas muertas y 19 heridos.

Las víctimas viajaban en un camión que funcionaba como transporte intermunicipal. Este sufrió desperfectos mecánicos y enlutó a varias familias de al menos tres comunidades de Waslala. Los únicos tres camiones que transitan en esos pueblos, poco a poco borrarán las huellas de lo que ha sido considerado uno de los accidentes más trágicos registrados en el país en los últimos tiempos.

Así quedó el camión en el que viajaban más de 40 personas.
Foto: LA PRENSA.

Es importante destacar que sumado a todas las tragedias recordadas en esta recopilación, Nicaragua está sumida en una crisis económica. Esta se derivó por conflictos políticos que aún no se han resuelto, estando a las puertas de las elecciones presidenciales.

Este 2020 cierra como el tercer año consecutivo de recesión económica, y con estimaciones negativas para el próximo año, según organismos financieros internacionales.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*