Exiliados en Costa Rica tienen esperanza de salir de crisis política a través proceso electoral

Marcha de exiliados nicaragüenses en Nicaragua / FOTO: Cortesía

Una organización de exiliados en Costa Rica llevó a cabo un estudio a través de un cuestionario en el que revelan que casi un 100 por ciento de los exiliados nicaragüenses en el país vecino del sur, consideran que la única alternativa de un cambio democrático en el país es participar del proceso electoral del 2021.

Dicho estudio se llevó a cabo el pasado 29 de noviembre pasado con el proyecto titulado: «Fomentar el diálogo y consenso entre grupos de exiliados y diáspora de Costa Rica», con representantes de 47 organizaciones de exiliados, quienes contestaron un cuestionario de 31 preguntas, explica Luciano García, presidente de Hagamos Democracia.

“En el cuestionario se consulta si las organizaciones acá en Costa Rica creen que la democracia es la única alternativa política para Nicaragua y el 97 por cierto respondió que sí, un 72 por ciento opino que no se debe participar en las elecciones de Nicaragua del 2021, sin que existan condiciones electorales y un 27 por ciento opino que sí se debe participar aun sin condiciones”, dijo García.

Voz de Luciano García, presidente de Hagamos Democracia

Las organizaciones de exiliados trabajan para que los nicaragüenses puedan tener un retorno seguro a Nicaragua, puesto que hay casos que una vez estando acá se les retiene ilegalmente, o son considerados como opositores al Gobierno de Daniel Ortega.

“Aunque la pregunta no se hizo en el cuestionario tenemos presente que la mayoría de las organizaciones trabajan en función de para lograr un regreso seguro de los exiliados a Nicaragua”, agrega el presidente de Hagamos Democracia.

Voz de Luciano García, presidente de Hagamos Democracia
Una bodega que sirve de refugio para nicaragüenses en Costa Rica
FOTO: Confidencial

La persecución, amenazas y el asedio policial son factores que obligaron a miles de nicaragüenses a salir de Nicaragua, refugiándose en la vecina nación de Costa Rica, desde el inicio de las protestas de abril de 2018, y algunos retornan, pero sin ninguna protección o seguridad de que no serán apresados.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*