Estados Unidos prorroga sanciones a altos cargos Nicaragua

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció que prorrogó a un año más las sanciones contra todos los altos cargos nicaragüenses, y personas cercanas a Ortega, involucrados en casos de corrupción y vulneración de los derechos humanos en Nicaragua. De igual manera, califica al país como «una amenaza a la seguridad nacional» de la potencia mundial.

Trump afirmó que las «tácticas represivas» del régimen de Daniel Ortega contra la oposición aún persisten.

«La emergencia nacional declarada el 27 de noviembre de 2018 debe seguir vigente más allá del 27 de noviembre de 2019 (…). La prorrogo un año», anunció Trump en un comunicado difundido por la Casa Blanca.

Del mismo modo, el presidente estadounidense hizo mención que dio este paso para «lidiar con la inusual y extraordinaria amenaza a la seguridad nacional y a la política exterior de Estados Unidos que constituía la situación en Nicaragua«, algo que no ha cambiado.

Policía Ortegiuista asedia a opositor.
FOTO: Denis García / Radio Corporación.

La comunicación norteamericana, no solo observa «la violenta respuesta que el Gobierno dio a las protestas que comenzaron el 18 de abril de 2018″, sino «al sistemático desmantelamiento de las instituciones democráticas y el Estado de Derecho por parte del régimen de Ortega«.

«Uso indiscriminado de la violencia y sus tácticas represivas contra civiles. Además de la corrupción que ha llevado a la desestabilización de la economía de Nicaragua», puntualizó en el comunicado.

Asimismo, en el comunicado señaló que la corrupción conduce a la desestabilización de la economía del país y sigue representando una amenaza para la seguridad nacional.

Desde los derechos humanos y la continuidad de sus violaciones

Al respecto, la defensora de derechos humanos, y presidenta del Centro Nacional de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez, señala que, en la lógica de los abusos a los derechos humanos, era necesario extenderla.

Vilma Núñez, presidente del Cenidh.
FOTO: La Prensa.

«Yo no lo vería como nada extraordinario, sino que prácticamente es la valoración que tienen los Estados Unidos, y que en este caso comparto absolutamente que en Nicaragua la represión continúa. Las causas que motivaron la aprobación de la resolución o la normativa que aplicaron en 2018 continúan permanentes, y cuidado los niveles de peligrosidad de la situación se han incrementado» explica Núñez.

La presidente del Cenidh también señaló que las decisiones tomadas por Trump hoy, puede que no afecten la política de Joe Biden, quien se perfila como sucesor del republicano en la Casa Blanca, ya que todas se toman de manera bi-cameral.

«Esta tipo de situaciones no dependen exclusivamente de la voluntad del presidente. Son hasta cierto punto, decisiones bi-camerales que se toman en conjunto entre republicanos y demócratas para impulsarlas. Lo grave sería que él no las hubiera prorrogado porque entonces terminaría inmediatamente, y volverla a impulsar sería más dificil» explicó.

Sanciones

A la fecha, aproximadamente 24 funcionarios del régimen sandinista han sufrido sanciones durante la administración Trump como presidente de los Estados Unidos, cinco de ellos familiares de Ortega.

La orden ejecutiva de 2018, fue la primera acción de la administración Trump en contra del Gobierno de Ortega.

La orden incluye sanciones como el congelamiento de propiedades en EE.UU. y prohibición a los ciudadanos y empresas estadounidenses mantener cualquier tipo de relación comercial con ellos.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*