Tragedias de noviembre tiñen de sangre a Nicaragua

Foto: Cortesía

Noviembre ha sido un mes trágico en Nicaragua. Dos huracanes azotaron al país causando la muerte de al menos 23 personas, y en segundo plano destrucción de miles de viviendas. Comunidades se convirtieron en desiertos, y los ciudadanos quedaron a la intemperie.

Para aumentar la conmoción, otra tragedia vistió de luto a las familias nicaragüenses. 19 personas fallecidas, más de 20 heridos de gravedad y un cuerpo desaparecido fue el resultado de un aparatoso accidente, el lunes (23.11.2021) en Waslala, tras volcarse un camión que los transportaba.

Camión volcado en Waslala.
Foto: Cortesía

Para el psicólogo Roberto Ordóñez, estas tragedias, aparte de asombro, despiertan una sensación y sentimiento de duelo en los ciudadanos.

«La población está asombrada de lo que está ocurriendo en Nicaragua en menos de 27 días. Dos huracanes de alto impacto y un accidente que dejó tantos fallecidos y tantas personas heridas. Entonces la gente está impactada y también hay una profunda sensación y sentimiento de duelo por las perdidas que han ocurrido», dijo Ordóñez.

Voz de psicólogo, Roberto Ordoñez

El experto considera que para sobre llevar tales situaciones de duelo y nostalgia, desde una perspectiva social y psicología colectiva, es importante en primera instancia el apoyo, es decir, aportar a aquellos que más lo necesitan.

«Escuchar las convocatorias de ayuda de ropa, alimentos y poder dar algo, un granito de arena, les permite a las personas sentir de que no están inerte, sino dispuestas a apoyar a sus hermanos nicaragüenses», manifestó el psicólogo.

Voz de psicólogo, Roberto Ordoñez

Psicólogo Roberto Ordoñez.
Foto: Josué Gallo / Radio Corporación

Desde una análisis psicológico, la solidaridad se convierte en ayuda para el destinatario y para quien la brinda. Ordóñez agregó que no hay que dejar por fuera la espiritualidad. Llama a desarrollar Fe y resiliencia, para que las situaciones sean asumidas con ideales de que los «malos ratos son pasajeros».

«Es muy oportuno no verlo como un castigo. Dios no nos está castigando, son situaciones que ocurren. Lo que hay que ver, desde nuestra Fe, que Dios tiene la fuerza, poder y deseo necesario de sacarnos de estas situaciones», concluyó.

Voz de psicólogo, Roberto Ordoñez

Reacciones

Siempre en la línea religiosa, el Obispo de la Diócesis de Matagalpa, Monseñor Rolando José Álvarez Lagos se pronunció respecto a las tragedias. ¡Dios nos salve!, escribió en su cuenta de Twitter.

Tuit de Mons. Álvarez

Por su parte, el Embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Kevin Sullivan se mostró conmovido en sus redes sociales. El diplomático Publicó: «Mi solidaridad y sentido pésame a las familias de los fallecidos y mis deseos de una pronta recuperación a los gravemente heridos».

Tuit de Kevin Sullivan, Embajador de Estados Unidos en Nicaragua.

Tras el paso de los huracanes Eta e Iota y el aparatoso accidente del camión que se volcó en Waslala, Nicaragua fue testigo de la muerte de al menos 42 personas.

Sea el primero en comentar

Deje su comentario

Su correo no será publicado.


*